Earthliens

Perpetual Warfare

2018. Independiente 

En su tercer esfuerzo discográfico el cuarteto Perpetual Warfare ha abierto el panorama sin perder el enfoque. “Earthliens” es una producción con todos los dientes, y es desafiante tanto por su sonido como por su técnica. Sinceramente una vez le di “play” al CD no pude parar hasta llegar al final de este entramado de riffs que son una venenosa diversión. 

Lo que más se disfruta es la entrega del cuarteto bogotano en todos los frentes. Las guitarras se oyen grandes e hirientes, la base rítmica es atronadora… ¡como el jodido thrash metal lo pide!  

No importa si los temas se cantan en español o en inglés, el resultado es el mismo: dinamita pura a la hora de sacudir fosos repletos de amantes del pogo. Para resaltar el hecho de que Perpetual Warfare lleva varios meses descargando con éxito los temas de esta producción a través de una gira por territorio mexicano y estadounidense. Sin duda son embajadores del metal nacional, y que bueno que lo sean porque nuestra escena merecía un recambio. 

Después de una sobrecogedora introducción llamada ‘Hallucinations’ el cuello del oyente se ejercitará al máximo con temas como ‘Earthliens’ o ‘Sueño de maniquí’. Este es el thrash metal que ha sabido depurar este conjunto por más de una década de ardua labor. ‘The Megalodon’ es de mis favoritas, es como una hoja de acero cortando mi cerebro. Algunos tipos creen que hacer música extrema se trata de sonar como el motor de un tractor mientras regurgitan en el micrófono… Perpetual Warfare esculpe un estilo pesado a partir del esmerado acople en cada una de sus piezas. Cuestión de calidad. 

‘Las venas abiertas’ es otro de los momentos top. La canción es un furioso homenaje a los pueblos latinoamericanos que han resistido el embate de colonos, credos y potencias. Los integrantes de la banda han pasado las duras y maduras recorriendo las carreteras que unen a nuestros países, saben bien de que hablan, y lo dicen con un tema ultra power. 

La parte final nos expone la groove, ‘Hum-antz’, que me recordó a los Pantera de la etapa “Cowboys From Hell”. Por su parte ‘Los hilos de la evolución’ mantiene ese paso de brontosaurio. El remate llega con ‘A.C.A.B (Total Hate)’ y es estremecedor. Vaya que se han fajado al momento de “honrar” a nuestras corruptas fuerzas policiales. 

Sin apelar a la nostalgia barata, a decir que fueron “pioneros” o que son “legendarios”, Perpetual Warfare se faja diez cortes metaleros como muy pocos pueden facturar aquí. Estos tipos merecen tocar a diario en tarimas del extranjero porque es claro que la escena local les quedó chica. “Earthliens” es un título dorado en la discoteca del metal colombiano.  

Alejandro Bonilla Carvajal 

Contenido Relacionado