Overcome

Overcome
2008. Prosthetic
 
Si situáramos el recorrido de All That Remains dentro de un contexto futbolero, claramente que su caso sería el del típico jugador que va al sacrificio. No importa que tan complicada se ponga la situación, siempre se salía airoso y con la frente en alto. Siete salidas de integrantes en una década, criticas desfavorables y el peso eterno de ser tildados como la sombra de Shadows Fall ( grupo al que Labonte perteneció en sus inicios) y Killswitch Engage, líderes hasta ahora invencibles, dentro del podium del metal contemporáneo norteamericano.
 
Con la confianza de las cuantiosas ventas de “The Fall of Ideas”, All That Remains se demoró más de un año en intentar graficar su jugada maestra. La primera determinación fue prescindir por esta vez, de su colaborador de años y productor, Adam Dutkiewicz, quien estuvo tras las teclas de sus dos últimas entregas. Para llenar ese vacío recurrieron al bagaje de otro viejo soldado y también guitarrista, Jason Suecof, un crack de la escena gringa y protagonista rotundo en el alza de Trivium, God Forbid y Chimaira.
 
Ante el menor ruido hecho por la “competencia” este año (Lamb of God, Mastodon, Killswitch Engage), el momento para los de Massachussets para resaltar de una vez por todas y escalar hasta un lugar de avanzada, estaba a la vista, pero luego de escuchar este largamente anunciado “Overcome”, pareciera ser que todo queda a medio camino y el diamante en bruto de antaño ha sufrido una fuerte merma en su valía.
 
Teniendo aún  como  antecedente fresco la efectividad de los cortes de “The Fall of Ideas”, este flamante  fruto de All That Remains trae un sabor más de desgaste que al de una dulce propuesta para servir en la mesa del metal de elite actual. La partida con  ‘Before the Damned’ es prometedora, con un inicio alimentado en riffs de puro groove y filoso thrash en la vena Testament, poniéndolo en el medio con la reconocida esencia melódica de Labonte...... lástima que todo se vaya desinflando después.
 
Hace dos años, tal oferta fue sumamente bien recibida, pero en el caso de Phil, detalles no menores como la mezcla, hacen sonar su timbre demasiado cansino y procesado. Suecof  en su soporte en guitarras denota su experticia y potencia en demasía el ya arraigado por años, liderazgo de Oli Herbet, compositor histórico de ATR y responsable casi dictatorial de todo el nuevo material.
 
Hay pasajes potentes con texturas thrasheras, como contábamos en párrafos anteriores. En ese limbo banger entran con certeza ‘Two Weeks’ y el single ‘Chiron’. También hay un par de fallidas intenciones en medio tiempo, ejemplificadas en ‘Forever in Your Hands’ y ‘Song for the Hopeless’, pero sin pecar en un abuso de retórica, las canciones simplemente funcionan un tercio, en comparación con  las de obras pasadas.
 
En el tramo final, el cover de Nevermore para ‘Believe in Nothing’, podría ejemplificar con claridad el estatus de “Overcome”: un álbum con aire de tributo, a media máquina y que está muy por debajo de la esencia ya conocida de All That Remains, aquella que les dio un nombre gracias a placas como el bruto “Behind Silence and Solitude” o el luminoso y más accesible “The Fall of Ideas”. Lamentablemente, aquí se hizo el gasto, pero el esfuerzo no valió la pena...... será hasta la próxima.
 
Francisco Reinoso Baltar

Contenido Relacionado