Primitivos

Oh'laville

2018. Independiente 

Este cuarteto bogotano sabe ofrecer canciones inspiradas y bien estructuradas. En esta década su trabajo ha venido ganando reconocimiento. Y es que estos músicos escriben material que se agita y sucumbe a las pasiones más básicas. En otras palabras, es una corriente de aire fresco para el rock en español, más precisamente el hecho en Colombia.

“Primitivos” es el título de un EP conformado por tres canciones. La primera de ellas es una pieza soberbia, parte con un sencillo riff del que se cuelga la impresionante voz de Mateo Paris junto a la base rítmica. Es comprensible el por qué este tema fue elegido como sencillo, además de contar con un apasionado videoclip en el que una joven pareja revela su faceta “primitiva”. 

A continuación se escuchan las canciones ‘Oro en el aire’ y ‘Navegantes’. La voz nos conduce por episodios de tipo personal, momentos dotados de poesía y reflexión. Esa intensidad que se alcanza es natural, se percibe que las canciones se apoderan de sus interpretes. El corte final tiene un tinte más pop; una gruesa línea de bajo que se desborda en distorsión. Nuevamente la voz de París se roba la atención. Vaya que le da carácter a Oh’laville. 

Grabado en los estudios Audivisión en Bogotá con la coproducción entre Kiko Castro y la misma banda, “Primitivos” es un abrebocas a lo que será su tercer álbum. Junto a otras canciones que hemos escuchado en el último tiempo como 'No ha muerto el sol', ‘Magia negra’ y ‘Olvida la tierra’, conformarán el esperado sucesor de “Anaranjado”. 

Oh’laville es una propuesta para disfrutar despacio… Sus temas ofrecen nuevos matices en cada escucha. Más allá de haber una conjunción de rock alternativo, indie y folk, la banda es capaz de estremecer y dejar pegadas unas tantas melodías en nuestra cabeza para el resto del día. Un triunfo en escala. 

Alejandro Bonilla Carvajal 

Contenido Relacionado