Oceana

Oceana

2011. Mascot Records

 

Quizás cuando a alguien le entran las ganas de coger un instrumento, hacer música y formar una banda, la gran mayoría querrá ser cantante o guitarrista (algunos pocos baterista o bajista… en ese orden), a muy pocos se les ocurriría escoger el puesto de teclista.

 

Año 1994 y Dream Theater editaba uno de los discos más esperados, “Awake”. Pero lamentablemente Kevin Moore dejaba la banda tras grabar el disco y con la inminente gira de promoción encima, deciden reclutar (en ese momento) como músico de sesión a Derek Sherinian, que ya tenia en su haber discos y giras con nada más y nada menos que Alice Cooper (quien le dio el apelativo de “El Caligula de los Teclados”) y KISS. Pese a todo y luego de editar dos discos con los estadounidenses, Sherinian decide dejar la banda para seguir una carrera en solitario. Jordan Rudess (gran amigo de Sherinian) entraría a la banda y lo demás ya es historia conocida por todos.

 

Derek comenzó así una carrera mas que interesante, formando parte de algunas bandas como Planet X (con grandes músicos como Virgil Donati y Tony MacAlpine), integrando las bandas de Billy Idol y de Yngwie Malmsteen, Platypus (con John Myung , Ty Tabor y Rod Morgenstein) y la mas reciente (y como miembro ya estable) Black Country Communion: supergrupo con Glenn Hughes, Jason Bonham y Joe Bonamassa, que ya cuenta con dos discos en su haber. Pero además de su trabajo con estas bandas (y de participar en infinidad de proyectos como músico invitado), Derek nos ha regalado 6 álbumes solistas, cada uno mejor que el otro y contando con probablemente un catalogo de invitados que cualquier músico soñaría: Slash, Yngwie Malmsteen, Allan Holdsworth, Steve Lukather, John Sykes, Billy Sheehan, Zakk Wylde, Al Di Meola, Steve Stevens, John Petrucci, Simon Phillips (con quien formaria un vinculo especial en el proceso de creación de estos discos), entre muchos otros, que no hacen mas que garantizarnos la calidad de este teclista y su trabajo como compositor.

 

“Oceana” viene a ser el séptimo disco como solista, en donde (una vez más) nos presenta un catalogo de invitados mas que envidiable: Steve Lukather (Toto), Joe Bonamassa (BCC), Steve Stevens (Bozzio, Levin & Stevens, Billy Idol...), Doug Aldrich (Dio, Whitesnake...),Tony MacAlpine (compañero de Sherinian en Planet X y que a trabajado con Steve Vai), el bajista Tony Franklin (Roy Harper, The Firm, Jimmy Page, Blue Murder, Quiet Riot, Whitesnake...) y como co-productor, autor de las mezclas y de toda la percusión, el gran Simon Phillips.

 

“Es mi trabajo más enfocado en términos de composición y estilo, así como mi disco más variado a la hora de tocar los teclados”, comentaba Sherinian, y vaya que lo es. “Oceana” es totalmente instrumental (ya anteriormente Zakk Wylde y el mismísimo Billy Idol se habían encargado de las voces en algunos tracks) y el estilo va desde un jazz con mucha improvisación, hasta un rock con mucha fusión. Y aun siendo su disco solista, Derek no se roba toda la atención y deja que sus “amigos” se desenvuelvan sin dejar de mostrarnos los músicos brillantes que son.

 

Algo que destacar de este “Oceana” es que se aleja un poco del metal progresivo en si, para entrar en terrenos de fusión y vanguardia. ‘Five Elements’ el tema que abre el disco, toma -por ejemplo- casi  toda la estructura y melodía (como una especie de continuación) del tema ‘Box’ de su primera aventura en solitario, el lejano “Planet X” del 99’. Aquí entra en acción Tony McAlpine, para regalarnos algunos de los mejores solos y riffs que solo él puede ofrecer. Gran solo de piano en el intermedio del track por parte de Derek y -como él mismo lo adelantó- gran juego entre el hammond y su famoso “Monstear Lead” de su Korg, marca ya registrada en él. Simplemente un carrusel de un moderno Prog-Fusión... si es que vale el término. Gran tema para iniciar el disco.

 

‘Mercury 7’ nos trae a Simon Phillips marcando síncopas en casi todo el tema, jugando con el doble bombo y la tarola, estableciendo la estructura de casi todo el tema... ¡que gran batero! Aquí sigue haciendo de las suyas Tony McAlpine en las guitarras, batiéndose a duelo con Sherinian, en donde probablemente es imposible elegir un ganador. Indescriptible las sensaciones que deja esta canción en el oyente.

 

‘Mulholland’ y ‘Euphoria’ dan un respiro, dos temas “mas tranquilos” en cuanto a complejidad. Composiciones de fusión (que marcan en sí, la pauta de este “Oceana”) donde nos encontramos con el gran Steve Lukather como invitado perfecto para estos tracks, añadiendo solos con mucho “feeling” y gran melodía, acompañado por unos teclados muy del jazz, intercalados con algunos impecables solos por parte de Sherinian. Base rítmica muy de “medio tiempo”, acorde a las melodías que marcan la pauta en estos dos temas. Ambos tracks servirán para el deleite de cualquier fan del líder de Toto.

 

‘Ghost Runner’ nos devuelve la velocidad, con un gran unísono al comienzo por parte de Sherinian y Steve Stevens; tema que sirve para el lucimiento de ambos… grandes solos... ¡grandes duelos! No hay más que decir. ‘El Camino Diablo’ trae de regreso el “prog-rock” de la mano del gran Doug Aldrich, donde su presencia es más que notoria durante el desarrollo de casi todo el track. Pareciera que Derek trajo la influencia Black Country Communion, ya que juega mucho con su hammond, tanto en los solos, como en el acompañamiento. Gran trabajo de Aldrich… primera y más que sobresaliente aparición en un trabajo de Sherinian.

 

‘I Heard That’ es otro de los temas pausados, con un tiempo muy tranquilo por parte de Phillips y Franklin, donde los teclados solo serán atmósferas que acompañaran todo el track. Esta canción podría entrar fácilmente en su banda actual, Black Country Communion. Esto quizás debido al trabajo del gran Joe Bonamassa en las seis cuerdas. Tema muy blusero, con un gran groove, de los mejores del disco.

 

‘Seven Sins’ trae de regreso al maestro Lukather, acompañado por unos teclados muy “ochenteros” que solo sirven para el desenvolvimiento de Steve con algunas de sus mejores melodías. Sherinian nos regala un solo que trae a la memoria su trabajo en Dream Theater, quizás una canción algo parecida a su era con los de New York, algo corta, sencilla, pero eficaz.

 

Cierra el disco ‘Oceana’, un tema de lo mas blusero y con gran trabajo de Steve Stevens, recordándonos en algunos momentos la era Jeff Beck. Gran canción para cerrar el disco, donde Sherinian deja de lado su protagonismo para dedicarse solo a brindar “ambientes”. Nada que sorprenda por parte de este gran músico, que sabe exactamente donde callarse y donde sacar a relucir todo su virtuosismo.

 

Si Black Country Communion te encantó, este “Oceana” debería ir directo a tu colección. Últimamente Sherinian se a dedicado a crear canciones de Rock-Fusión y de Vanguardia, más que a rompernos la cabeza con temas supercomplejos… como quizás sus anteriores trabajos. Si es que no conocías mucho de este músico, dale una oportunidad y encárgate este “Oceana”, ya  que alguien con mas de 20 años de  carrera sabe cual es el balance perfecto para atacarte con un tema rápido, un blues o un tema de puro rock; ya que con tan ilustres invitados, lograr ese equilibrio para cada tema es algo que solo esta destinado para los mejores.

 

Alexis Pérez Escalante

tags

Contenido Relacionado