No Thyself

No Thyself
2011. Wire-Sound

Es curioso el estatus que poseen personajes como Howard Devoto. Mentor absoluto de la escena de Manchester junto a Pete Shelley, sus firmas estelares entre 1977 y 1981 lograron inyectar la epidemia de punk vanguardista que puso a la escena británica en ojos de todo el mundo, pero el reconocimiento en la época nunca fue macro. La sofisticación de la banda asfixió a los críticos de entonces pero eso no lo inmutó para curtir sus señales de extravagancia y escribir cuatro discos fundacionales para el forjamiento de un ala de nombres que va desde U2, pasando por Ministry, hasta The Killers.

Cuando muchos pensaban que lo de Magazine era solo una reunión de ajuste bancario, citando su serie de exitosas presentaciones en el 2009, recibimos con sorpresa “No Thyself”, su primer larga duración en 30 años. Devoto une fuerzas con los miembros originales John Doyle (batería) y Dave Formula (teclados), además de integrar a su compañero en Luxuria, Noko, quien  reemplaza al fallecido guitarrista. John McGeoch. 

Con la evidente distancia del tiempo y contra todo pronóstico, la sumatoria de “No Thyself” no desconcierta. De hecho, se podría nivelar como una respuesta encrespada de “Magic, Murder and The Weather” (1981). Hay un profundo respeto por la marca y déjenme decirles que eso, a estas alturas y con ejercicios tan prescindibles como los ofertados por varios de sus pares, se agradece bastante.

Obviamente, la irritabilidad lírica y conceptual de Devoto no es la misma de antes pero hay pasajes atractivos. Porque Magazine siempre fue el vehículo del particular humor de Howard. En términos sonoros, ‘Do The Meaning’ u ‘Other Thematic Material’ resaltan las bondades de una producción más limpia pero también con la receta de la banda intacta: lúgubres préstamos electrónicos y varios estribillos dotados de rasgos de emoción y sarcasmo.

Las cuotas de ironía se alinean por completo en ‘Hello Mr Curtis’, particular oda al malogrado cantante de Joy Division y por sorpresa, Kurt Cobain. Pero no sólo la mención al frontman de Nirvana acusa guiños de actualidad, aunque suene raro, ‘Happening In English’, huele a las constataciones excéntricas y el funk discordante de ciertos puntos del repertorio de The Mars Volta.

“No Thyself” es el mejor disco de Magazine que podíamos esperar. Por tiempo, enfoque y contexto. Pese a las evidentes (y válidas) señales de autoplagio, la mezcolanza se ajusta a la historia de los británicos. Hay actualidad y se nota que Howard Devoto no se encaminó en esto solo por cumplir y justificar más presentaciones en vivo con el fin de engordar la billetera. Como para volver a creer en este tipo de retornos.

Francisco Reinoso Baltar
tags

Contenido Relacionado