Now Only

Mount Eerie Now Only

2018. P.W. Elverum & Sun

“Now Only” y el anterior “A Crow Looked at Me” (2017), son discos que muestran de manera impactante y radical cómo un dolor personal e íntimo, puede transformarse en tremendas obras de arte que, sin una pisca de sentimentalismo barato, expresan la experiencia de la pérdida de un ser cercano. Ambos álbumes son una reflexión sobre la temprana muerte en 2016 de la esposa de Phil Elverum -nombre real de Mount Eerie-, la ilustradora y músico, Geneviève Castrée, quien dejó además a una hija de meses. Pese a lo dramático de la situación y de que, como decíamos, las placas están marcadas a fuego por la muerte, a grandes rasgos, ambos siguen en la misma línea musical y estética que inauguró Elverum en sus días en The Microphones, a mediados de los 90. Es decir, esa irresistible, conmovedora y expansiva visión del folk y el rock alternativo, que incorpora retazos del noise y la psicodelia, siempre con el concepto de Lo-fi como elemento central. 

“Now Only” es el noveno disco que el cantautor edita con el seudónimo de Mount Eerie y está integrado solo por seis composiciones de diversas estructuras, pero todas cruzadas por el sonido de la guitarra –acústica y eléctrica- y la voz desnuda como hilo conductor. El álbum comienza con ‘Tintin in Tibet’, pieza llamada así, porque simplemente en una parte de la letra hace referencia a la célebre historieta “Las aventuras de Tintín” del ilustrador belga, Hergé. Sin embargo, es la canción que abre los recuerdos y reflexiones sobre la muerte de su esposa, que van desde lo doméstico a lo filosófico. Comienza con un sentimiento lírico y melódico más bien positivo, pero luego muta a una tristeza de hondura insoldable, con el mismo titular aportando dramatismo con sonidos de teclado y una nota de guitarra suelta. Le siguen los casi 11 minutos de ‘Distortion’, -con un inicio que hace gala de su amor por el ruidismo- ejemplo del Mount Eerie convertido en crooner a través de una narración ininterrumpida, que pasa por recuerdos, sentimientos y experiencias, nunca repitiendo la letra.

En general, por supuesto con excepciones, las canciones de “Now Only” no tienen un formato tradicional, sino que más bien son continuos que se van desarrollando y evolucionando tanto lírica, melódica como instrumentalmente (hay momentos con batería, teclados, piano, etc). La música de Elverum es la libre expresión de sus sentimientos mostrados de manera desnuda y visceral. No hay una intención de renovar con formatos o ser conscientemente experimental o exploratorio. Todo esto demuestra la pobreza de los cánones impuestos por la industria, que lo único que hace es rigidizar y estandarizar los estilos para que sean fáciles de escuchar y entender para la masa. No hay duda de que Mount Eerie está muy por sobre este tipo de clasificaciones y es un artista que ha llegado a manejar su arte de una manera impecable. Así lo exhiben canciones como la homónima, ‘Earth’ y sobre todo la extensa ‘Two Paintings by Nikolai Astrup’, título basado referencialmente en el pintor holandés, siempre como parte de una experiencia personal, no como un estudio musical sobre una obra pictórica.

Finalmente ‘Crow, Pt. 2’, segunda parte de ‘Crow’ incluida en ‘A Crow Looked at Me’, cierra un disco bellísimo, de melodías conmovedoras y líricas que expresan de manera directa lo que sucede en el alma en luto de Elverum y cómo ese duelo va evolucionando en el tiempo. Un artista admirable que, como decíamos al principio, es capaz de transformar su dolor personal, en una obra de arte, sí catalizadora y desgarradora, pero que expresa el proceso de un luto sin quejas ni lamentos, sino que con una emoción desafectada, lo que, por supuesto, le entrega su inmenso valor, no solo artístico, sino que también humano.

*Mount Eerie acaba de lanzar el disco en vivo “(after)”, en el que rescata la emoción en directo de las canciones de este período. Vean noticia relacionada.  

Héctor Aravena A.

Contenido Relacionado