Cuts Up, Cuts Out

Cuts Up, Cuts Out

2018. RareNoise Records

Salvaje publicación que continúa lo realizado por el cuarteto en el también indomable “Cuts of Guilt, Cuts Deeper” del año 2015, y cuya primera de sus dos partes comienza con la torrencial muralla de sonido creada en forma conjunta por el noise computacional de Merzbow y el crepitante ruido proveniente de la guitarra eléctrica de Thurston Moore.

Un mapa abstracto que se desfigura aún más a través del grave y prácticamente psicodélico loop del saxo barítono de Mats Gustafsson y las percusiones convulsivas del húngaro Pándi Balázs. Esa inaccesible ferocidad se vuelve densamente ambiental en el último cuarto de la pista, se calma o se rinde ante la gutural ejecución de un Gustafsson liberado de su entrópico espacio monacal: un ave extraviada que grita su propia muerte.

La segunda parte del disco comienza como finaliza la primera: es el delirio de Mats Gustafsson quien abre e impulsa la saturada polifonía. Primero es el arrebato agudo, los golpes de un hardcore desarticulado de Pándi y, luego, el incesante ruido. Un nuevo friso de alucinación y violencia que también supera los veinte minutos y que termina por formar una persistente frecuencia corrosiva en el que se mezclan los extremos del free-jazz, de la libre improvisación y del noise. 

El cuarteto siembra un bosque de monstruos, de gestos espirituales de rabia y fastidio que se desenfrenan en una sección poseída ahora por un drone de grietas y espasmos. Una voz deforme sigue cantando que la música es un misterio: un paisaje borrado, una imagen herida. La búsqueda de la forma que sigue al caos.

Carlos Navarro A.-

Contenido Relacionado