Live at Wacken Open Air 2006

Live at Wacken Open Air 2006
2008. Sony BMG Europe
 
Finalmente, y con un retraso considerable con respecto a su edición en formato PAL, por fin llega la version NTSC de un DVD ciertamente espectacular. Los legendarios Scorpions celebrando sus 40 increíbles años de existencia, en lo que fue bautizado acertadamente como “una noche para recordar, un viaje a través del tiempo”. Claro, porque en más de 150 minutos de extenso show, el grupo se dedica a repasar sus mayores clásicos y hits, pero sin dejar de lado temas fundamentales que no siempre forman parte del set regular de los teutones, gemas doradas que fueron desenpolvadas especialmente para la ocasión como ‘'Pictured Life'’, '‘Lovedrive’', '‘Another Piece of Meat'’, '‘’Speedy'’s Coming'’, '‘Make It Real'’, '‘Loving You Sunday Morning'’ y '‘We’ll Burn the Sky'’.
 
Pero las sorpresas no se quedan ahí, y los rutilantes guitarristas Uli Jon Roth y Michael Schenker son los invitados de lujo para tocar con la banda en extensos pasajes del show. ¿Quién podría negar la gran influencia de estos portentos de la guitarra? Pregúntenle a tipos como John Petrucci o Marty Friedman lo que significó Jon Roth en sus años de formación. También sube a tocar su guitarra el hijo de Michael Schenker y sobrino del genial Rudy Schenker, es decir la familia de hachas tocando en pleno, dejando en claro por enésima vez lo verdadera que es esa frase que dice que el “rock se lleva en la sangre” y con qué clase lo demuestra sobre el stage el clan Schenker.
 
Otro invitado especial de la velada es el contundente ex baterista de la banda, un canoso Hermann Rarebell que no ha perdido un ápice de su fuerza a la hora de aporrear los parches. Sólo faltó el eterno bajista de la banda, Francis Bucholz, cuya salida no fue para nada en buenos términos, cuando se descubrió a mediados de los 90’ que Bucholz junto al contador del conjunto, desviaban fondos de las ganacias de la banda a una cuenta bancaria en Suiza de su propiedad, alcanzando el desfalco por sobre los 10 millones de dólares. Como ven, pasa hasta en las mejores familias.
 
Pero los “nuevos” integrantes no son comparsa y con ellos, Scorpions suena en vivo con un filo renovado y con un peso realmente metálico, gracias a la técnica y contundente labor del bajista polaco Pavel Maciwoda y el baterista norteamericano James Kottak (ex Kingdom Come y que ya lleva 12 años en el grupo), sirviendo una base rítmica de auténtico lujo y poder para la poderosa guitarra rítmica del incansable Rudolf Schenker, el virtuoso solista Matthias Jabs y la voz aún inspirada del diminuto pero fundamental Klaus Meine. Un sonido en vivo demoledor, una producción escénica notable (con un escorpión mecánico-hidraúlico incluido) y 60 mil fans reunidos en el mítico festival de Wacken, el más importante evento metalero de Europa junto al Sweden Rocks, dan fe que Scorpions aún tiene suficiente veneno en su aguijón. Sin duda alguna, un DVD imperdible de una banda que no ha perdido su capacidad de sorprender. Ojalá lleguen a los 50 años de historia, mejor dicho, de gloria.
 
Cristián Pavez

Contenido Relacionado