Live!

Live!
2008. Shrapnel Records

Hay conciertos en DVD donde uno ve bandas con una gran producción escénica, pirotecnia, explosiones y un aparataje tan monstruoso detrás, que muchas veces, más allá de la música, uno queda anonadado por  el tamaño y volumen de todo el aspecto teatral o circense que rodea el concierto.Pero por otro lado, tenemos bandas que prescinden de todo los aditivos extra y simplemente salen a tocar valiéndose sólo de su inmensa calidad interpretativa.

En este caso, estamos hablando de una banda como Winger, que con 20 años de carrera y cuatro discos editados, está atravesando su mejor momento compositiva e interpretativamente. En efecto, con “IV” (2006), el grupo dio muestras de un regreso impresionante luego de 13 años de largo silencio, regresando con una placa inspirada y apabullante. Era el momento perfecto entonces para editar su primer DVD en vivo oficial, y “Live!” promete 100 minutos de auténtica buena música, con la banda tocando en un lugar pequeño e íntimo tipo “la Oz” nuestra, donde el único efecto visual es la mezcla de tomas en color con blanco y negro.

Todo lo demás lo pone la banda en forma de un mortífero cuarteto: Kip Winger, bajo y voz, toca con una onda increíble y está cantando simplemente impecable. Rod Morgestein es cosa seria detrás de su batería, no por nada formó parte de los Dixie Dregs, el combo fusión de jazz y rock junto a Steve Morse (Deep Purple). El guitarrista John Roth (que reemplazó al integrante original Paul Taylor), dicta cátedra de cómo tocar hard rock con una gran vibración blusera y que se complementa en forma mortal con el genial Reb Beach, quien se roba la película tocando con toda la autoridad que lo hacía en Dokken y que lamentablemente no lo puede hacer en Whitesnake, porque ahí la mano derecha de Coverdale es Doug Aldrich, otro monstruo de las seis cuerdas.

Como decía, Beach está francamente notable, pero no sólo él, sino toda la banda que acomete los temas con una onda, con una garra y con una pasión que realmente te tocan la fibra más íntima con todo su poder y es que este Winger modelo 2008 es lisa y llanamente una banda matadora en directo. Sin lugar a dudas, los tipos son unos virtuosos, pero nunca pierden la elegancia, ni el norte de la canción, siempre lo hacen con onda, con estilo para no transformar los temas en una demostración estéril de autoindulgencia.

El grupo sale a matar desde el primer minuto con ‘Blind revolution mad’ de su álbum “Pull” del ’93, para dar paso a material de su más reciente disco, como la impecable ‘Your Great Escape’, todo esto aderezado con brillantes momentos solistas de cada músico y con un Kip Winger que muestra toda su categoría tanto en el teclado como en la guitarra acústica, además de ser un gran cantante y un frontman. Hacia el final, se viene un remate con todos los hits de la banda de su era MTV como ‘Headed for a heartbreak’, ‘Madelaine’, ‘Seventeen’, ‘Hungry’, ‘Miles away’ y ‘Can’t get enuff’ para ponerle el broche de oro a un DVD simplemente notable.

Todos aquellos que se quedaron con la imagen de Winger siendo el centro de las bromas y tallas de Beavis & Butthead, deberían ver este DVD. Seguramente se irán de espaldas cuando experimenten la virtuosa potencia de esta banda. Ojalá saquen un nuevo disco de estudio pronto, pero con Beach todo el 2008 ocupado con sus obligaciones en Whitesnake, lo más seguro es que la nueva placa verá la luz recién el 2009. Mientras tanto, no me canso de ver este DVD una y otra vez... ¡Así de bueno es!

Cristián Pavez
tags

Contenido Relacionado