País de titulares

La Pestilencia

2018. El Buitre Song

En tres décadas de existencia La Pestilencia ha visto desfilar una buena cantidad de presidentes, todos con muchísimas promesas pero en general con pobres resultados. Colombia es una tierra privilegiada por sus climas y recursos naturales más no por sus dirigentes, quiénes cómo los buitres que acompañan los discos del grupo, han desgarrado cualquier trozo del patrimonio para guardarlo en sus buches. 

“País de titulares” es el séptimo trabajo en la discografía de esta banda de hardcore. No hay que pensar mucho para recordar las veces que Colombia ha sido protagonista internacional por su pobreza, corrupción, tráfico de drogas y guerra interna. No se puede desestimar la decisión de la banda al bautizar así a estas doce nuevas canciones. 

El eje central es el abuso del poder, la inequidad, además de reflexionar en el derecho del pueblo para tomar su propio rumbo. En el aspecto musical el cuarteto se percibe rabioso pero a la vez maduro, con una ejecución más pulida con respecto a sus primeros álbumes y un tratamiento lírico mejor desarrollado. Encontramos desesperanza y amargura por doquier, pero son estos mismos factores los que mantienen el ímpetu del combo liderado vocalmente por Dilson Díaz. 

El filo punk es el mejor recurso en el grueso del material. En comparación a su trabajo antecesor, “Paranormal” (2011), hay mayor velocidad en los temas, coros con mucho “power”, redondeando una producción más solvente. No cabe duda que varios de los cortes alimentarán los ánimos de poguear en sus conciertos. Para ello, La Pestilencia ha venido exponiendo “País de titulares” con una gira nacional en los principales recintos y festivales. 

Los acordes y reverberaciones del guitarrista Carlos Marín son marca de la casa; ideales al moldear oscuras melodías y arrasadores en los segmentos más crudos. Es el primer disco en que toca la bajista Isabel Valencia cuyo aporte junto al experimentado baterista Marcelo Gómez, hacen de la base rítmica una apisonadora. 

Al terminar de escuchar este álbum se pregunta uno porque el país parece siempre girar en círculos sobre miserias y añoranzas. Dilson Díaz es un cronista, recorre episodios que no todos quieren oír para sacar verdades como puños. 

Ricardo Suescún    

Contenido Relacionado