Songs for the Dead Live

King Diamond - Songs for the Dead Live

2019. Metal Blade

Finalmente y luego de una espera larguísima, por fin se edita el primer DVD/Blu-ray oficial de King Diamond. En un principio Kim Bendix Petersen había anunciado que estaba trabajando en el lanzamiento de 2 piezas audiovisuales de carácter documental donde contaría la historia tanto de Mercyful Fate como la de King Diamond, pero eso quedó aparcado y lo primero es este espectacular lanzamiento en vivo que incluye la interpretación completa de uno de sus discos más importantes como lo es el inmenso e indeleble clásico “Abigail” de 1987.

Filmado en dos noches, la primera el 25 de noviembre de 2015 en el Teatro Fillmore de Filadelfia, y la segunda el 17 de junio de 2016 en el festival Graspop Metal Meeting en Bélgica, ambos conciertos presentan exactamente la misma producción y el mismo setlist, una verdadera cátedra de heavy metal. Con una altísima calidad de imagen y sonido, los 90 minutos de cada show se pasan como un santiamén con un Rey Diamante que a sus 62 años y luego de superar una triple operación de bypass al corazón, está cantando mejor que nunca, en un nivel francamente superlativo y acompañado por una gran banda que no le va en saga, siempre con su mano derecha, el tremendo guitarrista Andy LaRocque (su trabajo como invitado en el disco de Death “Individual Thought Patterns” de 1993 sigue siendo una joya); por el también guitarrista sueco Mike Wead (Mercyful Fate, Memento Mori), el “nuevo” y gran bajista Pontus Edberg (The Poodles, Lion’s Share), cuyo rostro recuerda al del actor Joseph Mazzello -que interpreta a John Deacon en “Bohemian Rhapsody”-; contando también con el preciso, ajustado y solvente baterista norteamericano Matt Thompson (aunque no llega al nivel de Mikkey Dee o de Snowy Shaw), y con la esposa de King, la húngara Livia Zita en los coros. Todos ellos, más la participación de algunos actores configuran una puesta en escena absolutamente teatral, llena de atrezzos que resaltan la ambientación gótica y demoniaca en que transcurren las historias de horror y terror que el maestro nos va relatando en sus canciones.

La apertura con ‘Out from the Asylum’ y ‘Welcome Home’ de su genial disco “Them” de 1988, resulta totalmente bombástica, sobre todo por la presencia en el escenario de ‘Grandma’ en su silla de ruedas y con una cámara GoPro sobre su cabeza que capta fantásticas imágenes de las caras de los desaforados fans de las primeras filas. Grandes interpretaciones de otros temas clásicos de la mejor etapa de King, es decir de los ochentas, se dan cabida de la mano de una tremenda ‘Sleeples Nights’, la favorita personal ‘Eye of the Witch’ y el clásico ‘Helloween’, para luego dar paso a dos gemas monumentales de los influyentes Mercyful Fate: ‘Melissa’ y ‘Come to the Sabbath’ y luego dar rienda suelta a la interpretación completa de “Abigail” donde brillan grandes temas como ‘Arrival’, ‘The Family Ghost’, ‘The 7th Day Of July 1777’, ‘Omens’ y el tema titular.

Dos conciertos, dos experiencias; una en un lugar “indoor” (mi opción preferida, porque el escenario y detalles teatrales lucen mejor en un lugar cerrado), y uno al aire libre, delante de 70 mil personas. Dos alternativas para disfrutar de ese heavy metal complejo y cambiante de King Diamond y su banda, con ciertos elementos progresivos, y un exquisito nivel técnico en la interpretación, donde todo se confabula para brindarnos un show de primerísimo nivel y que nos deja con un hambre feroz de cara al nuevo disco de estudio de la banda que será grabado durante este año. Tras su concierto en Chile, King había declarado que quería incluir algunas canciones de nuestro país en el Blu-ray, lo que finalmente no ocurrió y lo que tal vez podría haber retrasado aún más este ya demorado lanzamiento, por lo que se rumorea ahora es que la  actuación completa podría venir como acompañamiento en la edición limitada del nuevo disco de estudio, lo que sería algo sencillamente espectacular. Mientras tanto a disfrutar de una obra que ya pinta como un de los mejores lanzamientos de este año. Sencillamente ¡aplastante!

Cristián Pavez

Contenido Relacionado