Berlin

Berlin

2015. Nuclear Blast

Excelente y prolífico año ha sido 2015 en materia de nuevos discos. La lista de lanzamientos del presente acumula títulos muy interesantes, que han dejado gratísima impresión, como “Black Age Blues” de Goatsnake, “Meliora” de Ghost, “Honk Machine” de Imperial State Electric, o “High Country” de The Sword, a los que se suman “Bad Magic” de Motörhead, “The Book of Souls” de Iron Maiden y “Repentless” de Slayer en representación de la vieja guardia. Con tanta expectación y material nuevo alrededor, la competencia se hace dura, pero ahí es cuando aparece una de las bandas fetiche del retro hard rock europeo de esta década, con un trabajo tan sólido que es imposible no prestarle atención.

Estamos hablando de los alemanes Kadavar, que regresan tras dos años de silencio con su tercera placa, “Berlin”, titulada por su ciudad de origen y que continúa la senda trazada por el debut homónimo de 2012 y “Abra Kadavar” del año siguiente, ambos lanzamientos destacados por la comunidad que disfruta en estos años también de los sonidos de Graveyard, Blues Pills, Orchid y otras bandas de similares intenciones, que no sólo traen el sonido sino además toda la estética de los primeros años 70 al presente, pero haciéndolo sonar fresco y atractivo.

En el caso de “Berlin”, estas dos últimas palabras calzan como anillo al dedo. Estamos frente a un trabajo que engancha inmediatamente a moros y cristianos que gusten del rock sin apellidos, a primera escucha, no cansa ni aburre, corre con gran fluidez a lo largo de once cortes y 46 minutos en su versión standard (la Limited Edition incluye además un cover muy psych a ‘Reich Der Träume’ de Nico, como bonus track).

En “Berlin” encontraremos gran número de riffs y grooves que cruzan en un híbrido a Black Sabbath, Blue Cheer, Led Zeppelin, un poco de Hendrix y otro poco del Pentagram setentero, una combinación a menudo encasillada dentro del stoner, pero acá no hay desierto, ni vans, ni pipas de agua, ni excesos de fuzz. Los tres barbudos alemanes, Christoph ‘Lupus’ Lindemann (voz y guitarra), Simon "dragon" Bouteloup (bajo) y Christoph ‘Tiger’ Bartelt (batería), tocan con una intensidad y cohesión que dejan gratísima impresión, con la saturación natural de los tubos y el fuzz destacando en momentos puntuales, y eso se plasma en este disco con una producción un poco más pulida que en los dos trabajos anteriores del grupo, totalmente análoga de sabor 100% vintage y resabios ligeramente psicodélicos.

Los temas están muy parejos entre sí, redonditos, machacones, gancheros. Los singles ‘Last Living Dinosaur’ y sobre todo la adictiva ‘The Old Man’ dejan un sabor más perdurable y por lo mismo fueron elegidos como promocionales, pero representan en un 100% lo que te encontrarás al darle una repasada: ‘Lord of the Sky’ abre con energía a mil, riffs que recuerdan a Budgie y The Who como también a Nebula, ‘Thousand Miles Away from Home’ está muy bien construida, con una intro suave que da paso a un groove irresistible y un riff post coro espectacular, ‘Filthy Illusion’ arranca con una vibra más garajera, ‘Spanish Wild Rose’ también destaca por la forma en que trabajan las melodías, los quiebres de ‘Circles in my Mind’ también contagian, mientras que en el cierre ‘Into the Night’ la banda sube un peldaño en energía y entrega una performance al borde del action rock tipo Hellacopters o Turbonegro, pero sin perder su propia identidad.

Uno de los discos más consistentes del año, sin duda, “Berlin” confirma la maduración de Kadavar, una banda que está para grandes cosas de continuar su camino, y ojo que el próximo 26 de septiembre los tendremos en Santiago, en el centro de eventos Cerro (ex Café del Cerro): con lo mostrado en este “Berlin”, la expectativa está para un show inolvidable. No vayas a decir después que no te avisaron.

Pedro Ogrodnik C.

tags

Contenido Relacionado