John Garcia and the Band of Gold

John Garcia and the Band of Gold

2019. Napalm

Solo una mente tan proactiva como la de John Garcia puede hallar sobrevalorada la historia de Kyuss. Ahora, esa reflexión dista mucho de un oportuno arrebato existencial o un rencoroso aleteo, es solo el sentir de un músico en constante movimiento y siempre listo para el siguiente desafío. Acá estamos ante un fajo de cartas muy bien jugadas en pleno 2019. Tan simple como eso. De partida, uno recibe las adictivas tonalidades fuzz en la instrumental ‘Space Vato’ y es difícil no seguir sumergiéndose en las esquinas de un álbum en el que cada riff termina propagándose como la pólvora. El encanto es instantáneo.

En “John Garcia and The Band of Gold” hay evidentes paralelismos con Unida, uno de los proyectos más celebrados de este coyote rockero formado en el Palm Desert. Podríamos sumar a esta reflexión la relevante adición del arquitecto del stoner Chris Goss (Master of Reality) o ejemplificar todo con el cocktail ofrecido en ‘Jim's Whiskers’: bajos pesados, tonos de guitarra hechos para dejarte en las nubes y ganchos por doquier. Algo similar ocurre en 'Chicken Delight' y su orientación más funky, también encontramos varios códigos del blues y el rock sureño en la sexy ‘Kentucky II’. Todo suma.

Muchos de los seguidores decepcionados por la nula recepción obtenida por un proyecto con tanto potencial como Vista Chino, pueden considerar este disco 2019 como una notable revancha. Hay momentos de excepción como los escritos en ‘My Everything’, otra atronadora descarga instrumental próxima a “Coping with the Urban Coyote” e intentos en estudio con ese nivel de inspiración. La chispa también yace en el timbre de García y su emotiva interpretación en la melosa `Don't Even Think About It´.

Lejos del sustento numérico o alguna validación en un entorno cada vez más hostil con el rock genuinamente pesado, John Garcia ha dejado fluir su propia evolución sin tener que perder su pulso. Los apuntes psicodélicos y volátiles escritos en ‘Softer Side’ lucen como un tesoro más dentro de una obra e historia en constante ascenso. Vaya forma de canalizar años de estrés y aparente desanimo. Nuestros respetos.

Francisco Reinoso

Contenido Relacionado