Transmutación

Insectoide

2017. Independiente 

Primer trabajo de este grupo bogotano en el que se brindan cinco temas influenciados por el rock de la década de los setenta, más precisamente con un aire hippie, con teclados marcando el derrotero de las composiciones, todas cantadas en español. Insectoide tiene músicos que se conocieron en la Academia de Artes Guerrero, y que dan buena cuenta de su aprendizaje con este esfuerzo. 

La grabación tiene un aura espiritual, ancestral en cierto punto, con melodías untadas por la psicodelia. En sus poco más de 20 minutos de duración este EP muestra a una banda con la intención de dejar cierta reflexión con su música. 

Los temas suenan bien pero pudieron estar mejor producidos. Claramente los teclados ahogan la demás instrumentación, incluso la voz está algunos escalones abajo. En ‘Somos la mayoría’ se escucha a un grupo en transición con un discurso de tinte político, mientras ‘Realidad imaginaria’ se siente más rockera, con un toque a la Emerson, Lake & Palmer, pero la mezcla hace que las teclas resuenen más de lo necesario y desdibujen la intención.  

Hay un corte de 11 minutos de duración denominado ‘Melisma’ de notorio coro entre intensos teclados —nuevamente— en los que se escucha una alocución acerca de unos seres que viven en la oscuridad. Bastante “fumeta”, la verdad. 

‘Gato’ es quizá su mejor tema. Apreciamos como la guitarra acústica se diluye en una suerte de viaje espacial con una sección vocal bien trabajada. Sintetizadores y teclados recrean el ambiente. La placa concluye con ‘Moraleja’, una canción de clara influencia funk y hip-hop. No hay duda que el espectro es amplio. 

Es palpable la pesquisa entre géneros que están realizando los cuatro músicos involucrados. Como estudiantes es clave meter el diente en varios estilos para depurar uno propio. Insectoide es una banda en formación, con un interesante guiño al rock de la vieja escuela que se funde con un groove más callejero. Un debut para no desestimar.   

Ricardo Suescún 

Contenido Relacionado