Godsmack

Godsmack
1998. Republic/Universal

Aunque este es un disco no tan nuevo, apareció a fines de 1998, vale la pena opinar sobre él, porque de verdad es un buen disco. Considerados como los más fieles seguidores de Alice In Chains, Godsmack presenta un disco redondo, oscuro, pesado y armónico, todas características primordiales de un buen disco de post-grunge.

Cuando apareció ‘Whatever’, su primer single, todos los amantes de la música venida de Seattle quedaron sorprendidos, primero por el parecido entre la voz de Sully Erna con la de Layne Staley (Alice In Chains) y luego por la renovada vitalidad que la banda le imprimía a un estilo casi muerto en el mercado. Novedosa, movilizadora y casi original, la música plasmada en este debut de Godsmack es fácilmente recordada, gracias a los cortantes riffs, las melodías repetitivas y la rasposa voz de Erna, que, a pesar de las comparaciones, es la indicada para este tipo de rock.

En suma es un álbum de buenas canciones, especial para los viudos del grunge y para los que buscan riffs lacerantes y letras medio oscuro-depresivas.

Keko Peralta
tags

Contenido Relacionado