Deftones

Deftones

2003. Maverick

Tres años han pasado desde el excelente "White Pony", el álbum que consagró mundialmente a Deftones, recibiendo la aclamación unánime tanto de los fans como de la crítica especializada. Por ello, componer el sucesor de ese trabajo, significaba una gran presión extra para el grupo, y obviamente la banda de Sacramento no iba a repetir la jugada. Por algo se les sindica (junto a Korn) como una de las agrupaciones líderes en la evolución del rock contemporáneo, o mejor dicho como uno de los "padres" del nü metal (aunque este término está tan manoseado que cualquier banda nueva con riff pesados es catalogada como tal).

¿Qué hicieron los Deftones entonces? Consciente o inconscientemente en este nuevo álbum nos presentan una colección de 11 canciones que representan lo mejor de los elementos característicos de sus 3 discos previos. Está presente la agresión controlada de "Adrenaline" ('95), el elemento melódico introducido en "Around the fur" ('97) y muchos de los climas, detalles electrónicos y bases "trip rock" del "White pony" ('00); por algo el álbum se llama simplemente "Deftones", porque contiene ese abanico de sonidos únicos y diferentes que conforman su "sonido", el que es rápidamente reconocible y que lleva la marca registrada "Deftones", o sea, más consecuente imposible.

En ese contexto, lo que sorprende de entrada es la gran profundidad que han alcanzado las nuevas composiciones, excelentemente producidas por el "socio" de siempre de la banda, el gran Terry Date (Pantera, Prong, etc.). En efecto, esta placa como unidad global, es mucho más oscura y depresiva que "White pony", tal vez por ello se echen de menos temas que potencialmente te dejen "colgado" a la primera oída con ese gancho innato que poseían un 'Digital bath' o un 'Change (in the house of flies)', del disco anterior. Quizás por ello, el primer single sea 'Minerva', un tema lento y melódico, pero que posee las atmósferas tristes y sensuales canalizadas a través de la voz de Chino Moreno y que tanto gustan a los seguidores de Deftones.

Antes de eso, la placa se inicia con 'Hexagram', un corte potente y rockero con las guitarras de Stephen Carpenter bien arriba y la voz gutural y desgarrada de Chino, sin duda un gran tema que muestra la buena salud que gozan las composiciones de la banda. Acto seguido, la provocativa y literalmente dolorosa 'Needles and Pins' (pongan atención a la letra!!), te evocará quizás algo de esa cadencia hipnotizante de 'Digital bath', en otro temazo.

Con 'Lucky You' me juego una fija: estoy seguro que será el segundo single, esto basado en que esta canción también aparece en el soundtrack de "The Matrix", por algo debe ser un tema importante para la banda (o para el sello), lo cierto es que es un track trip-rockero de una factura impecable, donde los detalles electrónicos y los scratches de Frank Delgado se roban la película… simplemente notable, de lo mejor de la placa!!!!

Otro highligh destacado del disco llega con 'Deathblow' un tema que se inicia con un riff pesadísimo a lo Sepultura de "Roots" para pasar a un quiebre melódico de sumo gusto. Agresión y melodía mezcladas a la perfección, sin duda en esto Deftones son auténticos maestros.

Y hablando de maestros, Deftones también son auténticos cracks a la hora de componer canciones etéreas, sublimes, emocionales… no pueden dejar pasar 'Anniversary of an Unisteresting Event' ('Aniversario de un evento sin interés'), donde la desgarradora letra que habla sobre una familia disfuncional y emocionalmente fragmentada no dejará indiferente a nadie… si andas triste, mejor no escuches esta canción porque las lagrimas caerán solas, aunque a veces la depresión (por ser un estado puro y auténtico), te permite descubrir la belleza más visceral de las cosas y sin duda este tema lo es, vomitado directamente desde las entrañas del alma.

Con 'When Girls Telephone Boys' (otra gran letra!) y 'Battle Axe' podrán disfrutar el lado más filudo y agresivo del disco, donde el bajo de Chi Cheng y los tambores de Abe Cunningham destacan sobre manera sobre las montañas de pesadísimos riff de Carpenter, que debe haber doblado sus guitarras varias veces para sonar tan contundente (en estos temas es donde más se ve la habilidad de las manos de Tarry Date tras la consola). Presten especial atención a 'Battle Axe', porque además de la agresión pura, podrán descubrir las progresiones que Deftones está aplicando a su música y que los pueden llevar a paraderos realmente desconocidos, pero siempre alucinantes en el futuro.

Y si lo que más le gusta de la banda son esos tracks melódicos con la voz susurrante y sensual de Moreno, 'Good Morning Beautiful' y 'Bloody Cape' sin duda se convertirán en sus grandes favoritas. Y tal como ocurre en las grandes películas, esas que te conmueven y te dejan marcando ocupado. Y mientras salen los créditos uno se queda reflexionando en silencio con la música de fondo… bueno, lo mismo ocurre con la final 'Moana', casi un tema incidental donde a la única conclusión que podrás llegar es que estás ante otro gran disco de Deftones…

¿Para qué seguir desmenuzando un álbum que tienes que escuchar más que leer sobre él? Fíjate en la carátula, una calavera sobre un lecho de rosas… ¿qué te dice eso? ¿qué sonidos evoca tu mente? Delicadeza y agresión, suavidad y aspereza… eso es Deftones y mucho más. Los que amamos la música estamos agradecidos con bandas como estas, el rock pesado nunca se quedará estancado.

Ah, y no se pierdan la sección multimedia del CD, además de interesante, siempre resulta agradable que la bandas te den un "bocadillo" extra por tu dinero.

Cristián Pavez

Contenido Relacionado