TUTTI

 Cosey Fanni Tutti - TUTTI

2019. Conspiracy International

Pensado como la banda de sonido de su autobiografía “Art sex music” de 2017, “TUTTI” es el nuevo disco de la pionera de la música industrial, artista performática, escritora, stripper y fundadora de los trascendentales Throbbing Gristle, Cosey Fanny Tutti. En ocho composiciones de una electrónica obtusa y bizarra, el álbum busca ser el soundtrack de la vida de una creadora crucial, no solo para la música contemporánea, sino que también para la apertura social, pues su vida y obra es un frontal ataque a la moralidad de una época y muestra cómo los constructos ideológicos son una manera de ejercer violencia para quienes no siguen el canon cultural impuesto arbitrariamente. 

El trabajo de Fanny Tutti y, en general, de todos los miembros de Throbbing Gristle, debe ser entendido como una revolucionaria deconstrucción de patrones establecidos como “normales” o “naturales” que, por supuesto, no son tales (Nietzsche, Foucault, Derrida). Así se comprende, solo por poner un caso ejemplar, las incursiones de la artista británica en el porno. El arte que rompe esquemas nunca proviene del mainstream, pues sería un antisentido: el mainstream es justamente lo contrario, ahí están los artistas que son útiles a la ideología y ética imperante. 

El verdadero arte disruptivo siempre va desde los márgenes hacia el centro y su relevancia se deja notar lenta, pero eficazmente, con el paso de los años. Ese es el caso de Fanny Tutti, quien con este disco y su biografía, viene a dejar una huella de todo aquel proceso de la que ha sido protagonista por décadas, desde que fue parte del colectivo subversivo COUM Transmissions. La misma artista es quien refuerza la idea: “Se trata de un álbum que es una declaración que abarca la totalidad de mi ser”. 

El trabajo de una duración menor a los 40 minutos, que lo hace directo y eficiente para entregar su mensaje sónico, comienza con la imparable energía rítmica del tema homónimo. Una pieza de electrónica vitalista que es adornado con vientos rituales y múltiples sonidos, que dan paso a la más densa ‘Drone’: una composición asfixiante, detallista en sus sonoridades y que exhibe el papel central de los beats en el disco. ‘Moe’ y ‘Sophic Ripple’ son tal vez los tracks más cercanos a la estética de Throbbing Gristle, pues indagan en un mundo sonoro oscuro y minimalista, mientras que ‘Split’ es parsimoniosa y sombría. 

‘Heily’ sigue en la línea de la anterior, pero con insinuantes partes vocales susurradas, que le entregan un perfecto halo de misterio, para luego pasar a ‘En’, una especie de cover opresivo de alguna composición inexistente de Tangerine Dream o Klaus Schulze. Finalmente, la reflexiva ‘Orenda’ -paisaje sonoro de gran belleza- cierra un disco que, pese a su viscosidad, es en extremo dinámico y de no difícil escucha. 

La obra y la vida de Fanny Tutti, que es lo que quiere expresar, imprimir o resumir este importante nuevo disco, no busca provocar por provocar, sino que lo hace para generar una reacción y un pensamiento que sirva para mover los límites ideológicos y morales rígidos de una época. Que bien le hace al mundo actual plagado de neofascismos y esencialismos que solo llevan a la discriminación y la violencia, el nuevo disco de la artista inglesa. "Mi vida es mi arte, mi arte es mi vida". 

Héctor Aravena A. 

Contenido Relacionado