Death Thy Lover

Death Thy Lover

2016. Napalm Records

El primer trabajo de las leyendas Candlemass con el vocalista Mats Levén (Therion, Yngwie Malmsteen) es este extended play titulado “Death Thy Lover”. El sexto vocalista en una historia de treinta años, Levén, llega en un momento incierto en la historia de la banda, cuatro años después de “Psalms Of The Dead” (2012), aquélla última placa junto a Robert Lowe y que fue anunciado como el disco de despedida (a pesar de señalar al mismo tiempo que la agrupación no se separaría).

Los cuatro tracks de esta entrega conforman indudablemente una invitación a esperar el retorno en grande de estos suecos fundacionales del doom, y al mismo tiempo celebrar el trigésimo aniversario del trascendente “Epicus Doomicus Metallicus” (1986). Leif Edling, el cabecilla detrás de esta masa negra, y único miembro permanente en un linaje cargado de mutaciones, no ha abandonado a Candlemass, a pesar de estar concentrado también en Avatarium. El track homónimo e inicial, ‘Death Thy Lover’, arranca lacerante, con su rítmica bipolar, y la voz del recién incorporado Levén recordando por momentos a la estadía de Paul Di’Anno en Iron Maiden. Desde este estallido, el registro irá descendiendo paulatinamente en cada track hacia cadencias más lúgubres, como la maciza ‘Sleeping Giant’, donde el nuevo vocalista parece tornarse en una versión condenada de Alice Cooper, relatando el sueño de estatuas de dioses, dormidas en un templo decadente y abandonado. Los riffs herederos del Sabbath más purulento emergen en ese doom de manual que es ‘Sinister And Sweet’, lacerante y asfixiante. Una composición exacta, construida con la precisión de los maestros.

‘The Goose’, el excelso último corte de esta antesala, es un instrumental impasible de seis minutos de duración, donde están aglutinados los mejores solos de Johansson, los golpes más mordaces de Lindh, y la densidad más apremiante cortesía de Bjorkman, y obligatoriamente, Edling. La edición del libro y artefacto “Behind The Wall Of Doom” a través de Peaceville Records, con toda la historia de estos arquitectos del doom, y cargada de rarezas visuales y auditivas, se suma al desenlace en fade out de este último track, que actúa como un cliffhanger para dejar a los seguidores en espera del próximo desgarrador (y por supuesto, lento) movimiento de estos forjadores de sueños ancestrales.

Nuno Veloso

Contenido Relacionado