Rock 'N' Roll

Rock 'N' Roll

2015. F-Bomb Records

El título del disco lo dice todo: “Rock ‘N’ Roll”. Eso es todo, ni más ni menos. Simple, directo, al hueso. El quinteto de Anaheim, Buckcherry, no pretende salvar al mundo de su extinción, ni encontrar la cura para el cáncer. Sólo quiere estar de fiesta hasta el fin de los tiempos y su nuevo disco es la banda sonora.

Sin mover un ápice sus esquemas ni su propuesta, todo pasa por el nivel de inspiración de Josh Todd y sus secuaces al momento de componer y esta vez les alcanzó la bencina para hacer un disco correcto sin más y proporcionarle 36 minutos de nueva música a sus fans.

La sección de vientos y bronces acoplados en ‘Tight Pants’ acentúa el tono festivo del disco, algo que se repite en la quinceañera ‘Wish to Carry On’, y es que al parecer, precisamente el éxito del álbum “15” (2006), le terminó jugando en contra a la banda, que sigue buscando repetir la fórmula mágica dando palos de ciego. Mucho más honesta suena la sentida balada ‘The Feeling Never Dies’ con Todd dando lo mejor de sus cuerdas vocales y muy bien arropado por la guitarra de su socio Keith Nelson.

‘Cradle’ tiene un fuelle innegable, pero es cuando el grupo pone el volumen del amplificador en 11, el momento donde emergen los mejores Buckcherry, esos callejeros, aguerridos y enojados. Y esa verdadera actitud con cojones aparece en la contundente ‘The Madness’ (probablemente el mejor tema de todo el disco), la totalmente sleazy a lo L.A. Guns ‘Sex Appeal’ (con ese título no podía ser de otra forma), la inicial ‘Bring It on back’ y la final ‘Get with It’, que son los cortes que realmente sostienen el disco, pues la balada country ‘Rain’s Falling’ está bien para lo que va quedando de Bon Jovi, pero no para estos tipos que se supone quieren rockear con los amigos del barrio.

Los incondicionales encontrarán la excusa perfecta para conseguir la edición japonesa, pues los covers de ‘I’ve Done Everything for You’ de Sammy Hagar y de ‘Mama Kin’ de Aerosmith realmente valen la pena. Lo dicho, la séptima entrega de Buckcherry es un disco correcto y poco más, ya que parte importante de la buena reputación del grupo son sus shows en vivo, pero eso es harina de otro costal.

Cristián Pavez

tags

Contenido Relacionado