Everblack

Everblack

2013. Metal Blade

 

A 10 años de su ejemplar debut “Unhallowed” e innumerables cambios de formación, The Black Dahlia Murder cumple con la osada misión de equiparar un álbum tan redondo como resultó ser  “Ritual” (2011). ¿La fórmula para lograrlo? Un ejército de golpeadores riffs y solos, muy buen dirigidos por el dueto firmado por Brian Eschbach y Rian Knight, detalle que no aminora en lo más mínimo el vértigo y rapidez que siempre se espera de las entregas de estos admiradores de la música extrema.

 

 Hay blast beats y rincones próximos al black metal de bandas como Watain (‘Map Of Scars’), pero la sumatoria alinea esta producción dentro de las propias señales que han convertido a la formación en dignos relevos de activos consagrados en la movida. También aquí se apela a varios recursos melódicos en la estructura de las canciones, sin perder un ápice de peso y dejar de estremecer como es usual (‘In Hell Is Where She Waits For Me’ resulta un caso válido).

 

Pese a los evidentes signos mostrados en sus primeros discos, TBDM hace rato evadió la herencia del sonido de Gotemburgo y apostó por algo propio. Inspirada en el remake de la clásica cinta de terror “Evil De Dead”, ‘Raped In Hatred By Vines Of Thorn’ presenta muy bien cómo el grupo puede aunar distintos recursos, mantenerse firmes en sus estándares de brutalidad y no abusar de la misma fórmula. Resulta inimaginable pensar que estos admiradores de la ética y música de Cannibal Corpse, Suffocation o Napalm Death bajen la guardia en algún momento.

 

 Trevor Strnad (vocalista) sigue implacable y no ha perdido una gota de poderío en su amplio rango vocal, con agudos y graves que no decaen en ningún momento; también el ex Abigail Williams, Alan Cassidy (batería), cumple con excelencia, llegando incluso a darle un input más clásico a la banda en pasajes como ‘Into The Everblack’. En definitiva estamos ante otro géiser de violenta inspiración. “Everblack” afirma el probado potencial de The Black Dahlia Murder, grupo que, nuevamente, demuestra no necesitar el respaldo de rótulos tan antojadizos como el deathcore.  Eso es para principiantes.

 

Por Francisco Reinoso

 

Contenido Relacionado