Agua bendita

Ángel Parra y Los Retornados - Agua bendita

2019. Evolución Discos

Quizás para una porción generosa del imaginario colectivo nacional, Ángel Parra Orrego sea para siempre el guitarrista de Los Tres. Histórico, creativo y virtuoso, aquel cartel sería una gran carta de presentación para cualquier músico, más no para él. Desde sus primeros días en el grupo penquista, mostró ser también del paño que dirige sus propios proyectos y/o tomando decisiones. Lo hizo por aquel entonces al montar el Ángel Parra Trío y lo refrendó el año pasado -tras negarse a volver a la banda para celebrar el vigésimo aniversario de “Fome- al ponerse al frente de Los Retornados.

“Cuando veo a la gente en Instagram, la que va a mis clínicas de guitarra, la que me ve practicar y sube mis videos, demasiadas personas me confirman que está bien el camino que he hecho, eso se me ha ido afirmando con el tiempo”, comentó Parra hace casi un año, al momento de presentar este proyecto integrado por José Miguel Carrasco, Tomás Brunetti -también bajista en la reciente encarnación del Trío- y Nicolás Pozo. A principios de este 2019 vio la luz su producción debut, “Agua bendita”, un EP, dando cuenta de una esencia imperturbable: todo se inicia desde las posibilidades emanadas desde la conexión de estar en una misma sala. Por eso, estas cuatro canciones fueron registradas en una sesión en vivo, en los estudios de Radio Futuro. Un ejercicio interesante si contamos que ninguna pieza es inédita.

Sabemos que cuando se trata de una jam, Ángel Parra es probablemente un insuperable. Y escuchar la obra es también gozar de un pase único al corazón de su creación, viendo al guitarrista guiar los pasos de sus compañeros, sentando un precedente al ser estos mucho menores que él. Pese a lo anterior, la relación entre ellas viene desde la horizontalidad. En lenguaje del fútbol, Parra es el 10, pero también da el paso gol, permitiendo que otros brillen. El inicio con el track homónimo es un homenaje lleno de emotividad, pues es una adaptación más cercana al blues al ‘Agua bendita’ que Los Tres grabaron para “Hágalo usted mismo”, su regreso del 2006. En sus palabras, esta versión fue la inicial, mutando junto a Álvaro Henríquez hasta terminar en aquella oscura cueca. En esta nueva lectura, lo lúgubre permanece y se refleja en un duelo de solos, llameantes, del músico junto a Carrasco.

A pesar de que Ángel Parra es el primer nombre de esta banda, para nada se lleva todos los créditos. José Miguel Carrasco es un excelente socio, y de hecho le pertenece ‘Adimensionado’. De la escuela del blues, se cocinó durante dos años junto a otros músicos hasta encontrar una cara definitiva. Lo que hace interesante este track es lo bien que interactúa la guitarra y la pedal steel guitar. ‘Sudaka Swing’ también es de su autoría y cierra un círculo, pues la interpretó originalmente para un álbum con el destacado bluesman brasileño Netto Rockefeller, “culpable” de la amistad entre Carrasco y Parra. La música, exquisitamente ejecutada, con aliento clásico, un cierre que deja con ganas de más. No olvidamos a ‘Diorita’, compuesta hace casi dos décadas por Ángel para una película llamada “El descanso”, fue incluida originalmente en aquella maravilla llamada “La hora feliz” y aquí vuelve a la vida gracias al magistral protagonismo de la pedal steel que saca lágrimas de sus cuerdas, con toda una atmósfera cinematográfica, para luego tomar la stratocaster y encender la sesión.

La banda le entrega a Parra una potencia revitalizadora, creando una esperanza justificada a cómo será el material que este cuarteto pueda crear. Por ahora, un intercambio entre experiencia y juventud, perfectamente sincronizada. Un entremés que cumple su cometido, y nos deja con apetito para el próximo capítulo.

Jean Parraguez

Contenido Relacionado