Amr

Amr

2018. Candlelight Records

Desde que emprendió su carrera solista en 2006, Ihsahn ha destacado constantemente como uno de los compositores más innovadores del metal extremo noruego, ampliando las fronteras del género hasta límites inimaginables en cada entrega y “Amr” (2018) no es la excepción. Si en el pasado logró poner a prueba a sus fanáticos con el experimental “Das Seelenbrechen” (2013) y luego los deslumbró con el excelente “Arktis” (2016), su séptimo álbum les muestra lo mejor de su camaleónico desarrollo musical, combinando una vez más sus diversas identidades sonoras en un trabajo que se mueve entre lo progresivo, lo ambiental y lo industrial, amparado siempre por el característico black metal que lo distingue, pero que esta vez se muestra más íntimo y minimalista, a pesar de la gran cantidad de estilos que abarca.

Una de las características principales de la discografía solista del ex Emperor es su capacidad para formar atmosferas, aspecto que logra a la perfección en la inquietante y claustrofóbica 'Lend Me The Eyes Of Millenia', la cual parte de manera violenta y recargada con un hipnotizante y repetitivo sintetizador que abre paso a la batería a toda velocidad de Tobias Ørnes Andersen y al desgarrador poderío vocal de Ihsahn. De hecho, este es el único momento en que el gutural domina toda la canción, ya que cortes como 'One Less Enemy', 'In Rites of Passage' o 'Marbel Soul' lucen riffs descomunales y voces endemoniadas, pero se van matizando con hermosos arreglos que acompañan el registro limpio del multintrumentista, produciendo juegos de luces y sombras que alcanzan sus mejores momentos en la progresiva 'Arcana Imperii', con un magistral solo a cargo del guitarrista de Opeth Fredrik Åkesson, y en la épica 'Wake', que mantiene el terror de sus profundas texturas sónicas, mientras implementa poderosas desviaciones melódicas y quiebres electrónicos absolutamente delirantes.

A pesar de ser su trabajo más oscuro hasta la fecha, Ihsahn vierte su magia compositiva en estructuras amigables como 'Sámr' y 'Twin Black Angels', o incluso la más sufrida 'Where You Are Lost And I Belong', que giran hacia parajes en donde la melodía es la reina absoluta y dirige canciones que podrían catalogarse como divisivas por su emocionalidad de carácter dramático impulsada por coros efectivos y harmonías reveladoras a punta de exquisitos arreglos de piano, pero en realidad no hacen más que darle un cariz dinámico a una placa marcada por una oscilación estilística que demuestra que su lado calmado es tan intenso como su semblante más salvaje. La melancolía gótica adquiere un tono reflexivo que cuida los elementos para dosificarlos en su justa medida, con solos de guitarra ejecutados a la perfección y que aportan al desarrollo de la canción con cuidada fineza y elegancia.  

Con un disco capaz de desconstruir el black metal para transformarlo en un ecléctico cóctel que cubre todas las dimensiones de una mente inquieta, Ihsahn da otro paso adelante con un disco que se enfoca en los sintetizadores analógicos y en un sonido más directo que sus predecesores, que si bien pone los elementos progresivos por sobre los vanguardistas, aún refleja el enfoque multifacético de un autor que no duda en transgredir  las reglas de lo establecido para navegar hacia horizontes que expandan su paleta sonora como nunca antes. “Amr” es la placa más accequible del otrora vocalista de Emperor y en el que se ve más cómodo, un registro exclusivamente dedicado a los magos oscuros que se atrevan a explorar la majestuosidad de su creación.  

Pablo Cerda

tags

Contenido Relacionado