Se encuentra usted aquí

Nuevo Sol

Nuevo Sol

Nuevo Sol

Viernes 11 Abril, 2014

2014. Evolución Producciones

La mitología japonesa llama “hilo rojo del destino” a la conexión, vitalicia e irrompible, que habría entre las personas destinadas a conocerse. Fernando Milagros rebautiza esa creencia en la fogatera ‘Hilo de plata’, la primera de sus nuevas canciones, pero sin alterarle el sentido. “Ahora lo puedo ver, todo está amarrado”, afirma en los segundos iniciales de “Nuevo sol”, su cuarto disco.

El caminante solitario que avanzaba entre ruinas en “San Sebastián” encontró sosiego, compañía y refugio. Saltó de un cuadro postapocalíptico a una escena de amor. Y se volvió un determinista de tomo y lomo, como suelen hacerlo quienes hablan de idilios. A nadie le gusta pensar que el universo carece de lógica y que las almas gemelas son un invento. Al menos, no a Milagros: en su colaboración con Rubén Albarrán de Café Tacuba, ‘Puzzle’, busca un objetivo, una misión. “Junto letras por el camino, letras que forman un nombre. Ese nombre es mi destino y me llevará hasta ti”, canta. Aunque es flojo acudir al rompecabezas como símbolo de aquello que está incompleto, ‘Puzzle’ se redime mediante a un coro que duda, teme, cavila y ansía a la vez. Obra y gracia del invitado mexicano, capaz de estrujar las emociones de las palabras que pronuncia.

En “Nuevo sol”, predomina la sensación de que nada es casualidad. “Abre los ojos, siempre estuvo aquí”, reza un decidor fragmento de ‘La puerta’. Ninguna canción concentra la actitud del disco tanto como la melosa ‘Llegar a casa’. Es el punto de encuentro de los dos elementos que distinguen al Fernando Milagros de 2014: un romanticismo maduro, plasmado en versos como “siento que es mejor no apurar el nacimiento de este nuevo sol” o “llegar a casa es llegar adonde estés”, y las reflexiones sobre la existencia del destino (“si todo está escrito, quiero saber lo que vendrá después, ¿dónde lo puedo leer?”). Además, ejemplifica las muletillas de Milagros tanto como su transición anímica: recicla y transforma la guitarra de ‘Soltar’, uno de los surcos densos de “San Sebastián”, para adaptarla a un entorno ensoñador, opuesto al original.

'Otra vida' también retoma un truco de 'Soltar': el uso del talismán como figura literaria. Sus inclinaciones andinas se acercan a las del masificado Gepe, pero es improbable que sean una mera reacción: Milagros ha mostrado antes su cercanía con el cancionero latinoamericano, y hace tres años grabó la tradicional 'Abuelo' y tributó a Violeta Parra. Por distintos que sean “San Sebastián” y “Nuevo sol”, la insistencia en ciertos puntos aporta continuidad a la discografía de su autor, muy enfocado actualmente en construir identidades para cada una de sus canciones.

La curatoría de referentes es crucial en el disco. Están elegidos con tino de melómano. Para hablar de una ex pareja que se encuentra, en ‘La playa’, se acude al estilo de “Rumours” de Fleetwood Mac. ¿Qué puede ser más apropiado? A otros colosos se llega por extensión. ‘Esto no es real’ describe un epifánico lapso de alteración de la conciencia y parece un tema del grupo Fármacos (incluso cuenta con la participación de su líder, Diego Ridolfi), por ende, está vinculado con “Colores Santos” de Cerati y Melero. La guitarra del productor Cristián Heyne se escabulle por ‘En la niebla’ dejando rastros de Shogún, y por defecto, de Kevin Shields de My Bloody Valentine dentro de un tema en que, además, asoma un coro masculino similar a los que ocupan Bastille o Imagine Dragons.

Por su vocación romántica, “Nuevo sol” llega al clímax en un momento de dulzura, ‘La noche’. Acompañado por Constanza Espina (alias CER), la vocalista del dúo Marineros, Fernando Milagros firma un sencillo con potencial para convertirse en un éxito crossover en radios. Con la misma facilidad, podría estar en la parrilla de la renovada Rock & Pop o aparecer entre los temas que los pololos de Chile se dedican a mediodía en FM Dos. Es una balada húmeda, acústica, adornada por el cello de Felicia Morales y una letra sugerente que se presta para dobles interpretaciones. Un extracto: “Tus ojos brillan y tus pupilas no caben en ningún lugar”. Por esas cosas de la química, las pupilas de los enamorados se dilatan así… pero también las de una persona bajo los conmovedores efectos del ácido. ¿De qué habla Milagros, entonces? Tal vez no sea una opción o la otra, sino ambas.

Andrés Panes
 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Galeria Manuel García, Fernando Milagros, Niña Tormenta, Kuervos Del Sur, Chancho En Piedra Feria Pulsar 2017 - Domingo 26 3 semanas 1 día
Novedades Tocatas Mil 2018: González y Los Asistentes, Fernando Milagros y más 3 semanas 3 días
Artículos Violeta Parra Violeta Parra, el canto de todos: Personalidades nacionales escogen sus canciones favoritas 2 meses 2 semanas
Tocatas "Acción Raicera" en Bar El Clan 2 meses 2 semanas
Novedades Pearl Jam y Red Hot Chili Peppers encabezarán #LollCL 2018 2 meses 3 semanas