Se encuentra usted aquí

El pacto

El pacto

El pacto

Miércoles 18 Enero, 2017

2016. Independiente

Once años pasaron desde el sonido hard rock con percusiones y vacilón de "Descarga desértica", un disco fundamental en el rock copiapino (sobre todo en la rama de Engranaje y Mal de Pampa) que con orgullo propio recordaba a toda la vieja escuela oculta de inicios de los 70 pero con un feeling más acorde al stoner rock. Ha pasado agua bajo el puente, las familias y la consolidación profesional fueron las prioridades de los miembros de Winexperience y el 2016, el viñedo paipotino entrega una nueva cosecha, madurada en el tiempo de espera. Hablamos de "El pacto".

'Hasta quemar el sol' presenta una machacona y fiestera entrada. El ingreso de Giancarlo Fiocco en guitarra, reemplazando a Basil trajo consigo algunos cambios en el sonido del grupo, pero la esencia de banda se mantiene inmaculada. El fiato entre Julián Moris (bajo) y Nano Lobos (batería), además del estilo vocal y compositivo de Puma (voz y guitarra) son el secreto y marca de la casa de este mosto.

En el track que da título a la obra el clima festivo se mantiene. Riffs gancheros respiran puro hard rock en la senda de UFO, los quiebres con percusión llevan de vuelta a los tiempos con César Arancibia en las congas y djembé, pero esta vez están todos resueltos por un solidísimo Nano Lobos en la batería. En la siguiente canción 'Musa' ofrecen otro machacón, aunque una línea vocal algo floja repite la idea del riff y contrasta con las modulaciones, Fiocco se destapa con solos muy encendidos, el teclado con timbre de órgano Hammond tocado por Javier Rojas le da una onda muy Deep Purple en su tramo final.

La intro del bajo con fuzz anuncia 'Condena oscura', deudora de la escuela de Sabbath. Tras el segundo coro se desarrolla un solo rompecuellos encima de un riff al galope que concluye con una melodía triunfante. Extraordinario Fiocco en algunos pasajes. 'Dale con todo' tiene un asertivo cambio de ritmo en el coro que es muy pegadizo. Es como un himno del grupo cuando lo tocan en vivo. 'Diabla' se inspira en las curvas y desparpajo de Traci Lords en sus inicios como actriz porno, entregando un groove ganchero matizado con quizás el mejor solo de Fiocco en el disco.

El blues al río Copiapó y al desierto 'Delta Copiapó blues' se desarrolla con una pesada base, saludando a uno de sus referentes en la guitarra, Joe Bonamassa, en un tema con sabor a cantina rutera y una letra que asume con orgullo su pertenencia total a la zona. 'A la mierda' da un cierre de diversión absoluta a este segundo disco del grupo, un trabajo súper competente y sólido que les puede reposicionar en la escena subterránea nacional del rock duro, en la cual se sitiaron junto a otras bandas, recorriendo el país entre Antofagasta y Concepción entre 2006 y 2008. Es hora de recuperar el tiempo pasado.

Pedro Ogrodnik C.

Tags: 

COMENTARIOS