Se encuentra usted aquí

Animales del espanto

Animales del espanto

Animales del espanto

Viernes 14 Julio, 2017

2017. Algorecords

Establecer un discurso musical disruptivo y alejarse del mainstream ha sido una religión profesada con cautela: es una aventura demasiado osada en una escena local difícil. Pero a la vez puede tener sus ventajas y dejar trabajos que, con el tiempo, sean considerados de culto. Pánico y Electrodomésticos son quizás ejemplos de cómo los años otorgaron reconocimientos que no llegaron cuando debían. No obstante, con lo audaz que ese camino puede llegar a ser, seguirán apareciendo nombres que intenten recorrerlo.

Filipina Bitch, mutación de lo que fue Philipina Bitch, encuentra en 2013 su versión actualizada -con Felipe Ruz, Matías Cena, Marcos Muñoz y Jorge Quelempán- y lo encapsula en "Animales del espanto", disco grabado durante el segundo semestre de 2016 y que figura como una osadía retro-entusiasta difícil de encasillar. Rebosando punk, pero sin terminar en ello, saturando de sicodelia y poniendo una cuota justa de stoner, la placa se erige como necesaria, en tiempos en que desmarcarse no parece tarea fácil. Jugando a la siniestralidad, ‘Mugre’ abre con sonoridades oscuras y espacios otorgados por los diversos efectos de guitarra que se perpetúan en los seis minutos de canción. Del clímax, la línea de bajo. Ese que va dibujando una novela aparte, pero que a la vez establece los caminos por donde seguir el track.

El final tétrico de la primera es cortado sin preguntar por los acordes de la segunda canción, que fácilmente podrían ser de una balada romántica. Podría haber sido así si los Filipina Bitch hubiesen buscado lo común. Pero no. ‘Ahora, queriendo avanzar’ es tan extrema como atractiva. Es casi como dos historias en una: la de amor insufrible y la de escape desventurado. El mejor resumen del disco se encuentra aquí. Dos cuentos que no pudieron ser mejor narrados en una canción. Otra versión en esa línea es  ‘Funerales universales’, donde el inicio es casi un track distinto cuando llega al final. La encargada de dar título al disco es una oda oscura. Con una guitarra inquietante, el corte se despliega en un territorio suave y desesperanzado, buscando una salida que nunca llega.

‘Buey’ y ‘Subirás hasta el cielo’ podrían entenderse como un par de tracks punk, pero sería egoísta dejarlas en un género. La segunda, tras una filosa saturación en modo tocata en vivo, se aporrea en unos riffs stoner introductorios que luego son repasados en simpleza cancionera. El misticismo alucinógeno de ‘Tundra luna’, aportado como un instrumental, funciona igual de bien como pausa y como nave espacial mental. Arpegios y extensiones musicales doblegan y atrapan. Los acoples y las saturaciones se hacen canción en ‘Egoísta’, que trae el recuerdo de la escena grunge, presente quizás sin querer a lo largo de todo el trabajo. Con destacado desparpajo, "Animales del espanto" apuesta por transformarse en un objeto de apreciación incomprendido y atemporal, buscando alejarse de las grandes corrientes.

Juan Pablo Andrews

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Discos Yajaira Post Tenebras Lux 2 semanas 21 horas
Novedades Perrosky Perrosky reagenda la presentación de "Cielo perro" 1 mes 3 semanas
Videos Matías Cena Quinta de Recreo 2 meses 1 día
Novedades Kabeza de Toro "Nunca fuimos hippies": Kabeza de Toro lanza su primer álbum 2 meses 2 semanas
Discos Club de Surf Anhedonia 3 meses 3 semanas