Se encuentra usted aquí

Nulla

Nulla

Nulla

Martes 19 Diciembre, 2017

2017. Autoedición

Buscar el siguiente paso o hacer el mismo disco siempre. Ese podría ser un gran dilema para las bandas. En el primer caso, el espíritu musical de aventura puede llevar a ingresar a lagunas sin salida o, por el contrario, dar en el clavo. El segundo puede pensarse como facilista, pero que mantiene resultados. Ejemplos, para ambos, hay por montones.

Quizás esa encrucijada se planteó Bagual al comenzar a dibujar su tercer disco, "Nulla". En sus dos anteriores trabajos ("Viento sur" y "Viento norte") la tónica del sonido estaba regida por esas guitarras bajas tan características del stoner. Pero ahora el siguiente paso se encamina más hacia un metal de tonos oscuros y melancólicos. Todo quizás más pensado que antes y menos visceral. Aunque el peso no se ha perdido.

El trabajo abre con ‘Fraters’, que se mueve en sonoridades similares a Mastodon. El track de más de seis minutos muestra toda la compenetración del grupo en torno a la potencia. Para el final, luego de pasar por momentos duros y suaves, la canción se disipa con una guitarra limpia. ‘Bóvedas de acero’ sigue un camino similar a la anterior, abriendo con un riff duro que al rato cae en un paraje instrumental reposado. El cierre de esta es con fuerza. ‘Demian’ es una oda triste y lisérgica a la vez. Jugando con el post rock, y quizás con el progresivo, la canción de casi 10 minutos se vuelve impredecible en cada movimiento. El corte se va en una serie de sonidos lúgubres.

Luego, la quinta, del mismo nombre que el disco, es un instrumental al servicio de las guitarras evocadoras. Pareciera, eso sí, que queda corto en duración (casi dos minutos) y no alcanza a desarrollar completamente la idea y la intención de la misma. ¿Será la más representativa del disco? Es probable que no. ‘Mares’ trae oleajes de su etapa anterior con esos riffs repetitivos al estilo de Black Sabbath que bien ha sabido adoptar el rock desértico. ‘Blasko Bela’ sigue con la dualidad de arpegios limpios y arremetidas duras, presentes durante toda la entrega. Esta estrategia de fuerte-suave se termina volviendo algo repetitiva en los más de 45 minutos de trabajo.

En un estilo quizás con más complejidades técnicas que el anterior, el cuarteto no perdió un ápice de fuerza; al contrario. Y, junto con ello, aumentó su paleta de colores musicales. Si eso no es evolución...

Juan Pablo Andrews

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Tocatas Demonauta Demonauta en Lemmy Bar + Chinaski y Bagual 0 seg
Tocatas Camino de Tierra+ Bagual en Bar de René 1 mes 1 semana
Shows Kadavar Kadavar: Un show acorde a los tiempos duros 3 meses 3 semanas
Galeria Kadavar Kadavar 3 meses 3 semanas
Tocatas Bagual + Meridiano de Zürich + Grand Reunion en La Batuta 7 meses 1 semana