MOTORHEAD EDITADO

el mundo en sus manos

Nuevo álbum, documental y gira por todo el mundo es parte de la actividad de la banda liderada por el bajista y cantante Lemmy Kilmister. Un año movido para la agrupación que no piensa parar y que promete un 2011 tremendamente auspicioso.




Las cosas han marchado bien en la última década para Lemmy Kilmister y Motörhead. Han sacado álbumes periódicamente, el éxito sigue estando de su lado y las giras por el mundo están lejos de detenerse. Casi un disco cada dos años es lo que nos tiene acostumbrados el viejo Lemmy. Por ello, esta temporada debía ser el momento preciso para el lanzamiento de su nueva placa de estudio, “The Wörld is Yours”.

Un título más que sugerente al tratarse de un álbum de Motörhead. Pero no crean que aquí hay mensajes subliminales o conceptos asociados. Según Kilmister, voz y bajo del grupo, sólo se trata de un buen nombre: “El mundo no es mío, ni es tuyo, pero es un buen título. ¡Mantente optimista! No hay un significado especial detrás de él. No busques temas profundos con Motörhead. Simplemente creo que es un buen y optimista título”.

La placa fue registrada en Gales y Los Angeles y bajo métodos bien especiales, pues el guitarrista Phil Campbell se encontraba en el país europeo, visitando a su padre: “Phil tuvo que hacer lo suyo a través de Internet, porque estaba en Gales visitando a su padre enfermo. Luego él murió. Así que tuvimos que hacer todo por e-mail y registrar sus guitarras de esa forma. Funcionó bien de todas maneras”, diría Lemmy sobre la forma de registrar su nueva placa.

Lo que trae “The Wörld is Yours” es un puñado de grandes canciones. La marca registrada y la agresividad están ahí, demostrando que Lemmy Kilmister, Phill Campbell y Mikkey Dee siguen inspirados: Para Lemmy sólo se trata de un álbum de rock and roll: Por favor, nada de heavy metal para el líder de Motörhead: “No somos heavy metal. Esto es una banda de rock and roll. Muchos nos describen mal y todo el tiempo lo estoy aclarando. Lo que van a escuchar es rock… ¿Por qué la gente no entiende?”.

Es que para Kilmister, la fórmula está clara y no pretende transgredirla por nada del mundo: “Es sólo eso –comentó-. Nada ha cambiado desde “Inferno” o “Motörizer”… es la misma mierda. Aunque cuando haces un álbum, no lo escuchas mucho, sólo lo haces y sigues adelante, por lo que aún es apresurado para analizar “The Wörld is Yours”. Pero estamos trabajando con el mismo productor de siempre [Cameron Webb]. Por eso, es probable que encuentren un sonido similar a lo que hemos venido haciendo… además, es la misma banda”.

Pero la forma de grabar el disco no fue lo único distintivo del proceso que desembocó en la edición de “The Wörld is Yours”. Claro, porque el trío creó su propia etiqueta que albergará ésta y sus futuras producciones; se trata de Motörhead Music. ¿Por qué? La distancia y los problemas de Lemmy y los sellos ya es legendario, con demandas, contrademandas y juicios de por medio:
“Yo hago música para mí –dice Lemmy-. No puedes escuchar lo que los sellos quieren para ti, porque ellos no tienen idea de nada. Todo lo que venden son latas de frijoles. Cuando firmamos en Sony, venían todos estos bastardos con sus familias e hijos a ver cómo trabajábamos. Y pensaba, “yo no voy a tipear en tu máquina de escribir todo el día desgraciado””.

Así, la banda cortó por lo sano, creó su propio equipo de trabajo y se abocó a las labores de edición y promoción de “The Wörld is Yours”. Según dijo Mikkey Dee, esto es algo que los tiene plenamente conformes: “Tenemos un staff de personas muy competente. En los últimos años estuvimos muy cómodos en Steamhammer. Realmente teníamos el control total y nada por qué quejarnos, pero luego vino todo eso de la quiebra. Muchos de los que trabajaban ahí están ahora con nosotros. Ha sido fantástico y me sorprende lo fácil que se ha dado todo para Motörhead Music”.

Sin embargo, no todo ha sido así de fácil y el propio Dee lo aclara: “Lamentablemente el álbum salió un poco tarde y no estuvo en la primera etapa de nuestro tour por Gran Bretaña, lo cual es una vergüenza. Pero tocamos dos o tres canciones nuevas para que la gente no perdiera la posibilidad de escucharlas”.

Como vemos, la actividad de la banda es incesante. Empinándose por los 65 años, Lemmy Kilmister, el alma de esta banda, se mantiene intacto y con más ganas que nunca. ¿Retiro? “No puedo imaginarlo –dice Lemmy-. Así es cómo ha sido mi vida desde siempre: en el fondo de un bus en cualquier lugar, con una chica a la que nunca he visto y que dejaré a la mañana siguiente… es la forma en que vivo. Me conviene. Si le sumamos un gran disco como “The Wörld is Yours”, no puedo pensar en ello”.

Por estos días recorren Estados Unidos y su gira sudamericana incluye su paso por Chile, para el próximo 9 de abril en el Teatro Caupolicán. Imposible perderse tamaña demostración de poder. Las entradas para este show están a la venta a través del sistema Puntoticket y su valor fluctúa entre los $26.400 (platea) y los $38.500 (palco).

Rodrigo Carvajal

tags

Contenido Relacionado