La vida,‭ ‬la muerte y Quincy Jones

‭“‬Quincy‭” ‬de Netflix motiva estos apuntes sobre la finitud

Me acordé de‭ “‬Six Feet Under‭” ‬viendo‭ “‬Quincy‭”‬.‭ ‬Hay una parte del documental en la que Quincy Jones es paseado en silla de ruedas por el futuro Smithsonian dedicado a la cultura afroamericana,‭ ‬y las vitrinas del museo están llenas de gente a la que se refiere como sus‭ “‬homies‭”‬,‭ ‬desde la mujer que olfateó su talento y le tendió una mano cuando aún era un don nadie,‭ ‬Dinah Washington,‭ ‬hasta uno de sus amigos más queridos en la música,‭ ‬Ray Charles,‭ ‬pasando por aliados como Miles Davis y guías como Duke Ellington.‭ “‬Esto es como un sueño‭”‬,‭ ‬exclama Jones al ver toda la memorabilia reunida.‭ ‬Yo pensé de inmediato en las alucinaciones psicodélicas que supuestamente‭ (‬y cruzo los dedos para que así sea‭) ‬preceden a la muerte,‭ ‬tal como las muestran en la clásica serie de HBO.‭

Si bien‭ “‬Quincy‭” ‬celebra una vida larga y provechosa,‭ ‬no elude el hecho de que al octogenario creador le queda cada vez menos cuerda,‭ ‬por mucho que su ímpetu sea el mismo de cuando era un incipiente jazzero en los cincuenta.‭ ‬La talentosísima Rashida Jones,‭ ‬una de sus hijas menores y la directora del documental,‭ ‬humaniza al superhéroe al mostrarlo tras un coma diabético o recién operado del cerebro,‭ ‬imágenes que al mismo tiempo fortalecen la noción de que su padre es un roble por mantenerse tan activo a su edad.‭ ‬Tras una cirugía para removerle un aneurisma,‭ ‬una reportera le pregunta cuál es su prioridad luego de lo que atravesó.‭ “‬Contribuir algo‭”‬,‭ ‬responde Jones,‭ ‬hoy en día la figura viva que más aportes ha realizado al desarrollo de la música hecha por afroamericanos.‭

“El primer afroamericano en...‭” ‬es,‭ ‬de hecho,‭ ‬una categoría que tiene inscrito su nombre en varios apartados concernientes a la penetración de artistas de color en la industria del espectáculo estadounidense.‭ ‬Hijo de una mujer esquizofrénica a la que le perdió el rastro tempranamente y nieto de una ex esclava,‭ ‬Jones destacó desde su adolescencia como un multiinstrumentista con la ética laboral que solamente tienen los que conocen el hambre.‭ ‬Su talento siempre lo puso en la vanguardia racial.‭ ‬Fue,‭ ‬por ejemplo,‭ ‬uno de los músicos a los que Frank Sinatra,‭ ‬uno de sus grandes amigos y colaboradores,‭ ‬defendió ante los dueños de los casinos de Las Vegas.‭ ‬Para La Voz,‭ ‬si los integrantes afroamericanos de su banda gozaban de menos comodidades que los blancos,‭ ‬no valía la pena tocar.‭

Luego de romper moldes trabajando como compositor de música para películas,‭ ‬un campo laboral dominado por los blancos,‭ ‬Quincy Jones se encargó de producir un disco que también desafiaría al racismo estadounidense:‭ “‬Thriller‭” ‬de Michael Jackson,‭ ‬uno de los álbumes más importantes de la historia,‭ ‬tan popular que le torció el brazo a los directores de contenido que optaban por aislar a los cantantes de color de las parrillas programáticas.‭ ‬En un extracto de una vieja entrevista,‭ ‬Jones asegura que dejará su huella en el mundo,‭ ‬una promesa cumplida con creces.‭ ‬No pasan más de un par de minutos en‭ “‬Quincy‭” ‬sin que aparezcan figuras de la primerísima primera línea de la cultura popular con las que se ha codeado,‭ ‬como Paul McCartney,‭ ‬Dr.‭ ‬Dre,‭ ‬Nelson Mandela,‭ ‬Bono,‭ ‬Kendrick Lamar,‭ ‬Barack Obama,‭ ‬Ella Fitzgerald o Steven Spielberg.

Aunque el docu muestra a un protagonista lúcido que sigue en movimiento y disfruta cada instante,‭ ‬el ritmo ajetreado que mantiene me hace pensar que anda con rapidez porque lucha contra el reloj y siente la obligación de aprovechar su tiempo en la Tierra.‭ ‬No dejé de pensar en su muerte durante las dos horas que dura‭ “‬Quincy‭”‬.‭ ‬Cruzo los dedos para que sea plácida,‭ ‬aunque no me sorprendería que ocurriera sobre un escenario.‭ ‬Con tributos como el de su hija,‭ ‬será fácil recordarlo como un hombre siempre pendiente de que la música avance y nunca se quede estática,‭ ‬de explorar facetas nuevas y derribar barreras para abrirle paso al resto.‭ ‬Un genio que tuvo el olfato para entender tempranamente que el bebop de su juventud y el rap de su vejez venían desde la misma fuente.‭ ‬En esencia,‭ ‬una fuerza unificadora por sí mismo,‭ ‬capaz de aunar corrientes y generaciones.‭ ‬Cuando relata su niñez,‭ ‬Quincy Jones cuenta que los afroamericanos no aparecían en en los libros de historia que leía en la escuela.‭ ‬Ahora sería imposible contar la historia estadounidense sin mencionarlo.‭

Andrés Panes

Encuentra este contenido en nuestra revista.

Presentacion

Contenido Relacionado