Keith Flint - Una vida de baile rave y punk

Con su partida se trunca el debut de The Prodigy en Colombia

The Prodigy, el trío electrónico procedente de Essex, Inglaterra, era una de las cartas ganadoras del inminente Festival Estéreo Picnic. Sin embargo la mañana de este lunes se conoció el suicidio de Keith Flint, cantante y bailarín principal de la agrupación. El próximo sábado 6 de abril se tenía programado el ansiado debut para The Prodigy, nombre que impactó en nuestro país desde hace dos décadas con canciones como ‘Firestarter’ y ‘Breathe’, piezas donde Flint era fundamental. 

Aunque él no escribió canciones, su performance salvaje y aspecto endemoniado le imprimieron carácter a The Prodigy, al punto de convertirse en uno de los números más importantes de la música pop británica en los años noventa. La estampa de Flint, próxima a la de Johnny Rotten en Sex Pistols, con sus piercings, tatuajes y un singular corte de cabello, cazaban con su inquietante baile. Algo que verdaderamente marcó a una generación más allá de los clubs de baile. El poder de MTV y la fuerza de la radio hicieron notable a Flint y su combo más allá de donde alguna vez hayan llegado a imaginar. 

Keith Flint nació en Redbridge, al este de Londres. A mediados de los años setenta su familia se mudó a Springfield, Essex. En su juventud sufrió en la escuela por cuenta de su dislexia y ciertos problemas familiares; a la edad de 15 Flint abandonó los estudios y se dedicó a reparar techos de viviendas. Más adelante se inmiscuiría en la escena dance de la ciudad. Fue en el club The Barn donde conoció a Liam Howlett, quién además de ser DJ es un talentoso tecladista y compositor. Impresionado por el material que tenía, Flint le propuso a Howlett hacer parte de su acto en vivo como bailarín. El vocalista Maxim Reality se sumó como cantante además de un par de bailarines más a lo que sería The Prodigy. 

The-Prodigy-664x381.jpg

En 1992 salió su primer trabajo discográfico, “Experience”. Una constante sucesión de presentaciones con Flint como foco de atención por cuenta de sus demenciales bailes hizo que su nombre se fuese expandiendo. “Recuerdo nuestros primeros días con afecto. Hacíamos algo realmente especial. Eran tiempos de ignorancia e inocencia sin importar ser percibidos como algo comercial, sin mirar el lado feo de todo ello”, afirmó Flint en una entrevista en 2002. 

Su siguiente álbum, “Music for the Jilted Generation” le mereció a The Prodigy entrar en las listas de éxitos británicas en 1994. Pero el gran momento de Keith Flint arribó dos años más tarde cuando pasó de ser un bailarín a convertirse en cantante y por consiguiente en frontman de la banda. El hit ‘Firestarter’ tiene a Flint como protagonista de su video hecho en blanco y negro: atraviesa un gran túnel ataviado con un buzo con la bandera estadounidense, cierto maquillaje en los ojos, muecas imposibles y un baile sicótico. Algo difícil de olvidar.  

El disco “The Fat of the Land” trajo grandes réditos a The Prodigy. Además de ‘Firestarter’ las canciones ‘Breathe’ y ‘Smack My Bitch Up’ cosecharon éxito, esta última dueña de un provocativo video llenó de excesos el cual generó controversia. La rasgada voz de Keith llegó a toures mundiales como su recordado periplo por Rusia de finales de los años noventa y transmitido por la cadena MTV. 

Aunque Flint no participó en el álbum siguiente, “Always Outnumbered, Never Outgunned” (2004), si ofreció vocales en los posteriores “Invaders Must Die” (2009), “The Day Is My Enemy” (2015) y el más reciente disco “No Tourist” (2018). “No nos interesa el techno, no tenemos nada que ver con los Chemical Brothers, lo nuestro son las supersónicas catedrales electrónicas. No es típica música de baile, hecha con retazos y melodías ajenas. Es algo más orgánico, que se alimenta con la energía de los conciertos. Al fin y al cabo nuestra inspiración viene del punk rock y el hip hop de la vieja escuela, músicas que tenían sentido en directo”, afirmó Flint en una entrevista con el diario El País en 1997

Keith4.jpg

Afuera de The Prodigy el hoy difunto tuvo otras pasiones como el motociclismo y la practica del jiu-jitsu. En 2007 Flint viajó dos mil kilómetros en moto para asistir al Prix en Jerez, España. Además creó Team Traction Control, su propio equipo de motociclismo, el cual ganó un par de premios importantes en el 2015 como el Isle of Man TT Races. 

El líder de The Prodigy, Liam Howlett, anunció esta mañana con gran dolor: “Las noticias son ciertas. No me puedo creer que esté diciendo esto, pero nuestro hermano Keith se quitó la vida este fin de semana. Estoy conmocionado, jodidamente rabioso, confuso y con el corazón destrozado… descansa en paz, hermano”. 

Q.E.P.D. Keith Flint 
(1969 - 2019).   

Texto: Alejandro Bonilla Carvajal 

Presentacion

Contenido Relacionado