JUDAS PRIEST

El Hijo Pródigo Siempre Regresa

A quince años de su último disco con Rob Halford en las voces y a cuatro de su final con ‘Ripper’ Owens, Judas Priest ha recargado las baterías para volver con un nuevo álbum de estudio. “Angel of Retribution” parece ser un sueño para todos los que anhelaron este histórico momento... sin duda, la placa más esperada de los últimos tiempos... nada puede salir mal...

“Es todo lo que quieres de un álbum de Judas Priest”. Con esta declaración de Rob Halford, nadie podía evitar echar a volar la imaginación y elucubrar sobre cómo sería el esperado retorno de la banda con Halford en las voces. Por supuesto que, de inmediato, comenzamos a soñar con un regreso de película, con Rob cantando como en sus mejores tiempos, con guitarras metaleras e inspiradas y composiciones que volarían las cabezas de los metaleros de todo el mundo... es decir, un álbum increíble, donde viejos y nuevos fans se unirían ante sus maravillosos acordes; en pocas palabras, un disco histórico.

Como dicen, soñar es gratis, y si a ello le agregamos un poco de pimienta con testimonios como el de Halford, las expectativas no podían hacer nada más que aumentar. Y cómo no, si algunos medios que tuvieron acceso anticipado a la placa –como Blabbermouth.net- dejaban en claro que esto no sería sólo un disco más: “Es inconfundiblemente Judas Priest. Las canciones que hemos escuchado rinden tributo a los discos clásicos de Judas de antaño, pero así y todo tienen un sonido renovado. Esto es metal puro, y suena muy bien”. Los días pasaban y el 1 de marzo -fecha anunciada para el estreno internacional de esta placa- parecía alejarse cada vez más. "Angel of Retribution", la ansiada vuelta de Judas Priest fue, durante todo 2004, la producción más esperada en mucho tiempo.

Pero vamos por pasos, por fin se reunía el quinteto clásico y la primera parte del anhelo de los millones de fans se hacía realidad: Rob Halford, Glenn Tipton, KK Downing, Ian Hill y Scott Travis volvían a encontrarse y, ahora, el trío compositor (Halford, Tipton, Downing) debía responder a los pergaminos y dar vida a una placa que cumpliera con las expectativas creadas. ¿Cómo fue este proceso? Según Tipton, lo esencial era no forzar las cosas: “Obviamente hemos evolucionado, pero una de las cosas que nos dijimos sobre este álbum, es que no íbamos a tratar de escribirlo a presión. Sólo naturalmente. Somos afortunados porque tenemos una fórmula para componer y aunque nos hayamos desarrollado como músicos, es inequívocamente Priest”.

Así, con la tríada de compositores reunida una vez más, las interrogantes apuntaban a cómo funcionaría este trabajo, pues luego de 14 años, volvían a escribir canciones con Rob Halford: “Con Ripper (Owens, ex vocalista del grupo) éramos más exploradores –dice K.K. Downing- y tratábamos de apaciguar a los nuevos fans y los viejos metaleros, porque es importante incorporar sangre joven a bordo. Pero pienso que a ellos les gustará nuestro disco también. Rob es genial, él trajo una gran cantidad de ideas y es un espectacular letrista. Todo se hizo muy fácil. El hijo pródigo siempre regresa”.

Con esto, el sueño del retorno perfecto seguía repitiéndose y ya no había cómo mantener acallada la ansiedad y las ganas de tener en las manos este nuevo material. Y es en ese mismo sueño donde nos enteramos que un aguerrido Halford describía la nueva placa como ‘feroz, rabiosa y con mucha fuerza’: “Tiene la rapidez y ferocidad de canciones como ‘Painkiller’ y ‘Freewheel Burning’, la pasión y el drama de ‘The Sentinel’ y ‘Sinner’ y trozos de agradables baladas más nuevos sonidos, porque la banda siempre tiene su oído en la tierra y en la escena actual”. Él mismo completaba: “Esta es otra demostración del gran equipo de composición que tenemos: Tipton, Halford y Downing creando un especial y mágico metal”.

Para Tipton la química surgió “apenas empezaron a escribir el nuevo material”. Mientras, Halford insiste en que algo mágico rodeó al proceso creativo y que les permitió estar “profundamente conectados”. Downing, por su parte, piensa que la sincronización fue muy importante, pues antes editaron trabajos que pensaron serían exitosos y no lo fueron: “Espero que sea un disco que restaure la confianza, no sólo en nosotros, sino que en todo el metal... Pienso que éste es el momento”.

Algo que ver, también, tuvo el productor Roy Z, quien, además, había trabajado con Halford y Bruce Dickinson en sus placas en solitario. Según K. K. Downing, Roy hizo una excelente labor, que se refleja en el resultado final de una placa demoledora: “Por mucho tiempo ha sido un acérrimo fan de Judas, además que es un excelente guitarrista. Es un tipo increíble y para ser honesto, espero que el disco sea exitoso nada más que por él, porque trabajó muy duro y fuimos muy dedicados”.

Lo que haya sido, permitió que aquel idílico anhelo se hiciera realidad... Rob sigue cantando como el ‘Metal God’ que siempre fue, las guitarras se roban la película y las composiciones realmente sorprenderán. Ya lo escuchamos en ‘Revolution’, el primer sencillo del álbum, y lo seguimos sintiendo en el resto del largaduración. Sí, porque hay una lograda combinación de potencia, rapidez, canciones con mucho doble bombo y delicadas melodías que dan la entrada a preciosas baladas... Y por supuesto, Halford en un gran nivel 15 años después que editara “Painkiller”, el último disco junto a su banda de siempre... Sencillamente imperdible.

La primera banda de heavy metal

Hoy, cuando el nuevo disco de Judas Priest ya es un hecho y el mundo ya ha podido ver algunas pinceladas en vivo del quinteto inglés, el mercado espera plácidamente la salida de esta placa. La expectación por “Angel of Retribution” ya terminó y desde hoy sólo queda esperar para ver en qué se transformará esta producción y si este regreso fue tan soñado como lo imaginábamos en nuestros mejores deseos.

Pero ¿Por qué tanto revuelo ante un nuevo álbum del grupo? Miles de palabras se vienen a la mente para explicarlo, millones de antecedentes y argumentos podrían confirmar la grandeza de esta agrupación, pero hay un testimonio que grafica la importancia de Judas Priest. “¿Sabes algo? –dijo Rob Halford en una reciente entrevista- Somos la primera banda de heavy metal. Sí, Black Sabbath fue antes que nosotros, pero siempre ha habido un dilema sobre si ellos eran o no un grupo de heavy metal. Judas siempre ha dicho lo que es y así estamos felices de que nos vean. Tengo algunos demos muy primitivos de la banda y ahí puedes escuchar el metal en la música desde el primer día”.

Nada más que decir, la Primera Banda de Heavy Metal del mundo ha firmado su regreso. “Angel of Retribution” sale a las calles de todo el planeta el 1 de marzo y si ya has tenido el placer de escuchar algo de la nueva propuesta de Judas Priest, sabrás que no es un retorno a medias, pues Halford y compañía ya dictaron su sentencia... el Heavy Metal ha vuelto.

Rodrigo Carvajal U.