IMMORTAL

¡Vuelven los Hijos del Invierno!

A decir verdad dentro de la historia del black metal, Immortal tiene asegurado un puesto en primera fila desde hace bastante tiempo, es que sus discos aparte de ser extremos, fríos y bestiales, han marcado más que ligeramente todo el poderío y sobretodo el prestigio del oscuro estilo que tan bien se fabrica en Noruega.


Cambios en la formación, integrantes que ya no están activamente participando o han fallecido, pintan la novela de Immortal donde durante 11 años han sufrido más sabores que sin sabores y hoy día se proyectan más que nunca como un poderoso bastión del black metal mundial a través de un trabajo que denota espectacularidad por donde se le mire (o escuche) como es su nueva placa "Sons Of Northern Darkness", no por mal sus álbumes anteriores han alcanzado la no despreciable cifra de 150.000 copias en el mundo, considerando estos trabajos como la esencia misma de la música que la banda ha instaurado desde un comienzo, partiendo por el crudo LP debut "Diabolical Fullmoon Mysticism", siguiendo con "Pure Holocaust", el trío liderado en ese entonces por Demonaz, Abbath y Grim (RIP) preparaba el camino para una dosis extrema, precisa y sobretodo veloz en lo que sería una de sus grandes piezas, conocida bajo el sugerente título de "Battles In the North" donde la oscura y gélida calidad de Demonaz y Abbath irrumpen con gran ímpetu dentro de la escena metalera mundial.
 

Unos años más tarde, vuelven un poco "mareados" con el tremendo éxito que habían logrado y editan su "peor" disco a la fecha, es que "Blizzard Beasts" dista bastante de lo que hicieron en "Battles…" además esa mala influencia de Morbid Angel desvirtuaba completamente el concepto que tanto le había costado construir al grupo. Sin embargo lo peor todavía no llegaba, puesto que su principal líder y compositor, Demonaz, sufre una seria tendinitis en su brazo como resultado de la velocidad que le impregnaba a esos congelantes riffs que ejecutaba tanto en vivo como en estudio. "El incidente con el brazo de Demonaz ha sido para mí lo más malo que le ha ocurrido a la banda. En ese entonces no veíamos ninguna salida viable y pensamos que Immortal se acabaría. Sin embargo haber encontrado a los miembros adecuados como es el caso de Horgh y después Iscariah, ha sido muy importante. Hoy en día somos un gran equipo, aún cuando Demonaz no pueda tocar, de todas formas sigue dentro del esquema de Immortal -haciendo las letras-, que entre otras cosas estamos más fortalecidos que nunca"… -declara Abbath.
 

Ya con el inconveniente del brazo solucionado, Abbath vuelve a rearmar Immortal con Horgh en la batería y editan un disco diferente a todo lo que habían hecho antes, pero que gracias a este, la banda se vio favorecida en obtener un estilo único y establecido. "At The Heart Of Winter" y tal como su nombre lo dice, relata todo el amor que sienten estos personajes hacia la naturaleza, sus dominios del norte y el gélido invierno nórdico. Una vez más el grupo se sobreponía a la adversidad y le doblaba la mano al destino con un disco espectacular, frío y melódico.
 

Un par de años más tarde y ya con Iscariah en el bajo, Abbath y compañía pone a la luz pública su sexto trabajo "Damned In Black", el cual mantuvo la línea característica de su antecesor, aunque no causó una gran impresión puesto que los temas no se constituían en el tope de la creación misma. De todas formas y gracias a esta placa, el grupo hace su primera visita a tierras latinas, específicamente Chile, sobre lo cual el mismo Abbath señala en referencia a lo mejor que le ha sucedido a la banda: "El mejor recuerdo que tengo… En realidad hay tantas cosas buenas que nos han sucedido, pero el tour que hicimos en Santiago con Destruction y The Haunted fue una experiencia muy emocionante, igual hay otras grandes experiencias, pero sin duda que esa es una de ella…".
 

Principios de 2002 e Immortal nos aplasta con "Sons Of Northern Darkness" una placa que rememora la época del "At The Heart Of Winter" por el estilo y que definitivamente le entrega una nueva frescura a la banda con esa rica mezcla de estilos extremos partiendo por melodías del thrash antiguo con fuertes dosis del death metal más oscuro aunque por sobretodo siga primando el black metal en su más pura expresión. Es cierto, con este disco, Abbath corrobora lo que dice, están más fuertes que nunca y esa solidez se percibe. Sin mayores preámbulos, Immortal es fiel reflejo de su nombre… Inmortales por siempre.

 

Claudio Torres

tags

Contenido Relacionado