Distrito salvaje - La guerra a otro nivel

La primera serie colombiana en la plataforma Netflix

La primera producción original de Netflix en Colombia ofrece todos los ingredientes clásicos de un buen thriller. 

Un guerrillero que busca recuperar la vida que el destino le ha robado y una fiscal que se enfrenta a todo un entramado de corrupción son los protagonistas de esta historia llena de intriga y acción, cuyo escenario es la caótica Bogotá de hoy en día. Tras su estreno, “Distrito salvaje” logró demostrar que en el país son posibles las producciones con un alto nivel de calidad, y con relatos que rompan los lugares comunes de la televisión que han sembrado las telenovelas, los seriados sobre dramas domésticos y las series de narcos.

Jhon Jeiver, un guerrillero que se ha entregado al proceso de reintegración a la vida civil, ha llegado a la capital para iniciar una nueva vida junto a su madre y su hijo Mario. Las cosas no se presentan fáciles, ya sea conseguir un empleo o tratar de enmendar su relación con Mario, quien lo ve como un desconocido. Además están los oficiales de inteligencia de las fuerzas armadas y policía, muy interesados en obtener información sobre su pasado. Cuando una vicecontralora es asesinada, la fiscal encargada de la investigación ve una oportunidad para darle un impulso a su carrera, y Jhon será una pieza útil para encontrar a los culpables del homicidio, infiltrándose entre las organizaciones que estarían comprometidas con el crimen. Una misión peligrosa, pero John cuenta, no solo con su experiencia en combate y avanzado entrenamiento, sino con una mente capaz de adaptarse a cualquier desafío.

Captura de pantalla 2019-01-30 a la(s) 3.29.25 p.m..png

Juan Pablo Raba, quien durante los últimos años ha consolidado una carrera en el cine y en series como "Narcos", "Six" y "Agents of S.H.I.E.L.D", interpreta a Jhon Jeiver, un guerrillero quien, pese a su larga experiencia en combate y las vidas que ha tomado, conserva un elemento muy humano. Cristina Umaña por su parte es Daniela León, la fiscal especial encargada de resolver el entramado de mentiras e intereses que se ocultan en la política de la ciudad. Junto a ellos están Juan Sebastián Calero, en el rol de Aníbal, el peligroso comandante guerrillero quien tiene una cuenta pendiente con Jhon. El resto del elenco está conformado por Camila Sodi, Carolina Acevedo, Alina Lozano, Juan Fernando Sánchez, Christian Tappan y Roberto Cano, entre otros talentosos actores.

Desde 2011 Netflix empezó a crear contenido original para incluirlo en su plataforma, ofreciendo producciones de calidad, muy valoradas por la crítica y las audiencias como “House of Cards”, “Orange is the New Black”, “Narcos” y “Sranger Things”, entre otras. A partir de 2015 esta necesidad de buenas historias rebasó las fronteras del idioma, y nuevas series destinadas en exclusiva a la plataforma fueron emergiendo en países como Francia ("Marseille"), la India ("Sacred Games"), México ("La casa de las flores") y ahora Colombia con "Distrito salvaje".

Captura de pantalla 2019-01-30 a la(s) 3.30.19 p.m..png

El creador de esta serie, cuyos primeros diez capítulos fueron lanzados en el mes de octubre, es Cristian Conti, cofundador y productor de Dynamo, empresa que desde hace tres años se dedica a desarrollar contenido para Netflix, así como colaborar en producciones internacionales que se ruedan en nuestro país, como ha sido el caso de "Barry Seal", protagonizada por Tom Cruise, "Loving Pablo", con Javier Bardem y Penélope Cruz, y la reciente "Mile 22" con Mark Wahlberg. Conti, un español radicado en Colombia, quería un relato que trascendiera las culturas para este proyecto con Netflix: "un hombre que lleva 25 años en la selva y de pronto se muda a una metrópoli latinoamericana. Ese es un concepto que puede entender todo el mundo”, afirmó el hombre tras "Distrito salvaje".

Se muestra Bogotá como pocas veces se ha visto en las producciones nacionales, y nunca en las series y largometrajes del extranjero: como una jungla de concreto, bella y moderna desde cierta perspectiva, así como atemorizante y caótica desde otra. Un lugar donde para sobrevivir hay que adaptarse, donde la guerra que sufre Colombia no ha terminado con la firma de los Acuerdos de Paz, sino que prosigue a otro nivel: uno más complejo, donde no se sabe bien quién es el enemigo o cuáles son los verdaderos objetivos. Desde la vista panorámica con la que abren algunas escenas, hasta los diálogos y las interpretaciones, se nutre de la tradición del cine negro de Hollywood, los thrillers de espías modernos, e incluso las complejas dinámicas que han hecho de las mejores series obras para ver una y otra vez. 

Ricardo Suescún 

Artículo publicado originalmente en la revista Rockaxis #24 

Presentacion

Contenido Relacionado