Bohemian Rhapsody: un viaje al interior de Queen

La increíble vida del grupo finalmente en las salas de cine

Rami Malek es el actor a la cabeza de esta película biográfica enfocada en Freddie Mercury y sus días junto a Queen. La maquinaria del cine comercial de Hollywood está siempre a la búsqueda de adaptar historias que llamen la atención o hayan probado el interés de las audiencias. En una época en que el séptimo arte corre el riesgo de perecer ante otros formatos narrativos, rehacer películas clásicas, adaptar videojuegos o bestsellers literarios es una estrategia segura de supervivencia. Las películas biográficas podrían entrar también en esta categoría, y aunque hay una larga tradición de políticos, artistas y periodistas cuyas vidas han sido contadas en películas, solo aquellos de renombre internacional justifican una superproducción cinematográfica con distribución internacional. Tanto la agrupación británica Queen, como su líder, Freddie Mercury, entran en esa categoría.

Con una duración de dos horas y diez minutos, "Bohemian Rhapsody" es una celebración de la obra y talento de Queen, agrupación que rompió diversas convenciones asociadas al rock en su época. En el centro de la escena está su vocalista, Freddie Mercury, quien con su propio estilo escapó a los estereotipos y construyó una memorable personalidad en escena. La cinta, dirigida principalmente por Bryan Singer, describe el ascenso vertiginoso del grupo a través de diversos momentos clave en su historia, para culminar con la emblemática presentación en el Live Aid de 1985. Los detalles íntimos de la vida de Freddie están también presentes: su vida sentimental, sus intentos de sacar una carrera en solitario y su muerte a causa del sida.

La preproducción de “Bohemian Rhapsody” empezó hacia 2010. Originalmente el actor y cómico Sacha Baron Cohen interpretaría a Freddie Mercury. Habiéndose destacado tanto en la televisión como en el cine por su capacidad camaleónica, humor y dotes actorales, su fortaleza radicaba también en el increíble parecido con la voz de Queen. No obstante, las diferencias creativas entre Baron Cohen y los miembros del grupo, Brian May y Roger Taylor, llevaron al actor a abandonar el proyecto. Según aquel, el planteamiento original contaba con proseguir la historia de Queen tras la muerte de Freddie Mercury; idea que Baron Cohen desaprobaba por completo. De su parte, May y Taylor indicaron que un comediante en el rol principal podría resultar distractor, o alterar el tono de la película.

Queen3.jpg

En noviembre de 2016 Rami Malek fue confirmado para asumir el desafiante rol de Freddie Mercury. Malek, quien ha llevado su carrera principalmente en la televisión y con apenas algunos créditos en la pantalla grande, ha alcanzado la fama por su papel protagónico en la serie de Amazon Studios “Mr. Robot”, la cual se acerca a su cuarta temporada. 

El resto del elenco elegido para interpretar al grupo fue una selección de rostros jóvenes y pocos conocidos fuera de las fronteras británicas. Gwilym Lee interpretará al guitarrista Brian May; Ben Hardy estará en el papel del baterista Roger Taylor, y Joseph Mazzello será el bajista John Deacon. 

Entre otros actores destacados que hacen parte de "Bohemian Rhapsody" están Mike Myers, quien interpretará al ejecutivo del sello EMI, Ray Foster. Tom Hollander, peso pesado del cine británico, ocupará el rol del manager de la banda, Jim Beach. Aaron McCusker hará el papel de Jim Hutton, compañero sentimental de Freddie Mercury, y la actriz Lucy Boynton será Mary Austin, pareja y posteriormente amiga inseparable de Freddie Mercury.

El guitarrista Brian May ha sido la cabeza tras este proyecto, el cual ha tenido algunas dificultades; desde la elección de un actor capaz de medirse al reto de interpretar al único e indefinible vocalista de Queen, hasta tratar con el director, Bryan Singer. Aunque con una carrera de éxitos y superproducciones, actores y productores tuvieron problemas con las reiterativas ausencias de Singer durante el rodaje. En una ocasión, el director estuvo ausente durante dos días, causando la cancelación de su contrato con la productora 20th Century Fox. Para completar la filmación y edición debieron llamar a Dexter Fletcher, aunque Singer consiguió retener el crédito como director.

Queen-3.jpg

La expectativa sobre esta película es tan grande como la agrupación que busca exponer en pantalla. No han faltado las críticas, las cuales han emergido tras la publicación de avances y escenas en internet, donde aparentemente se habría pasado por alto la homosexualidad de Freddie Mercury, o ignorado por completo su lucha contra el sida. No obstante, tanto Brian May, como Roger Taylor se han mostrado satisfechos con el resultado de ocho años de esfuerzos. Malik se entregó completamente a su rol, aprendiendo no solo a cantar sino a moverse con la destreza del vocalista de Queen. La enorme inversión se deja ver en la atención a detalles como los atuendos, las escenografías y lugares donde se gestó la banda y se desarrolló su carrera. 

Es claro que Hollywood es capaz de romper todos los límites artísticos para contar una historia. En esta ocasión queda por ver si todo el trabajo empezado en 2010 tendrá como producto final una cinta capaz de hacer justicia al enorme legado musical de Freddie Mercury, conservando al mismo tiempo los valores cinematográficos que hacen de una cinta un clásico, y no solo una anécdota más del mundo del rock. 

Ricardo Suescún 

Artículo originalmente publicado en la edición #23 de la Revista Rockaxis